MEDIDAS SIMILARES A LAS DEL DENGUE |

Estratégico plan para enfrentar la Gripe A

El subsecretario de Prevención y Control de Riesgos de Salud, Gabriel Yedlin, habló de la campaña de vacunación, que comenzó con la entrega de 700 mil dosis. También la califició de "integradora".

Un plan integrador de prevención y atención de enfermedades de invierno fue elaborado por el Ministerio de Salud para enfrentar este año a la gripe A, que comenzó con la distribución de más de 700 mil dosis destinadas en principio a personal sanitario, embarazadas, menores de cinco años, y luego de extenderá a toda la gente que tenga algún tipo de inmunodepresión, informó esa cartera.

 

Incluye una campaña de vacunación de tres fases, que comenzó este mes con la distribución de entre 700 mil y un millón de dosis, destinadas en principio al personal sanitario y a embarazadas, señaló el subsecretario de Prevención y Control de Riesgos de Salud, Gabriel Yedlin.

 

El funcionario señaló que luego la vacunación se extenderá «a toda la gente que, sin importar la edad, tenga algún tipo de inmunodepresión, ya sean diabéticos, insuficientes renales, implantados, obesos, oncológicos y todo grupo de riesgo».

 

La aplicación gratuita se hará sólo en los vacunatorios del Estado, sin necesidad de receta o prescripción, salvo para quienes integren grupos de riesgo, que deberán presentar una constancia médica sobre su enfermedad.

 

Para los mayores de 65 años se mantendrá la campaña de vacunación de todos los años, donde se aplica una dosis trivalente, que tiene tres cepas de virus, una de las cuales es el H1N1, causante de la gripe A.

 

«Nosotros  nos encargaremos de los pacientes cubiertos por el Estado, y las obras sociales. El Pami cubrirá al paciente mayor de 65, como es habitual, y lo financiarán», agregó. 

 

Yedlin recalcó que las medidas preventivas eran «parecidas» a las que se tomaron respecto al dengue y que permitieron «descender de 26 mil casos en 2009 a unos 700. Calificó al plan de «integrador» y enfatizó en que la Argentina está muy bien preparada, «mucho mejor que el año pasado».

 

 El plan es abarcativo porque forma parte  «de una campaña de invierno, que en realidad integra todo lo que necesitamos para afrontar las enfermedades características de la estación», remarcó Yedlin. Para la época «aumentan entre tres y siete veces las consultas pediátricas por las enfermedades de los chicos y las bronquiolitis», agregó.

 

«Lo que hemos hecho es integrar todo bajo esa mirada: la atención de los chicos, la atención de las pandemias, de la gripe, las campañas de inmunización, la atención de las enfermedades bacterianas, como la neumonía», se explayó.

 

En 2009 se logró tener suficiente cantidad de vacunas para garantizar y distribuir en todas las provincias y municipios y, si bien al principio era un insumo estratégico, para el final de la epidemia estaba abierta la comercialización de los antivirales por farmacia.

 

Al respecto explicó que, por licitación pública, «se formó un consorcio dos empresas nacionales y una extranjera para la producción de la vacuna para H1N1, se ha hecho la transferencia de tecnología y eso garantiza que seamos el primer país de Sudamérica que cuenta con la vacuna, ya no sólo para producción local».

 

Por último, el funcionario enfatizó: «vamos a estar mejor porque estamos más preparados». Sin embargo consideró que se necesita tener una ciudadanía más educada con respecto a los hábitos de higiene, como lavarse las manos seguido, utilizar pañuelos descartables e irse a vacunar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí