A DIFERENCIA DEL REINO UNIDO |

Francia recomienda retirar prótesis mamarias PIP, aun sin riesgo de cáncer

El Gobierno francés recomendó que las 30 mil mujeres que las portan se las retiren “a título preventivo y sin carácter de urgencia”. Emitió la sugerencia tras recibir numerosas denuncias por rupturas, aunque no se llegó a comprobar si el gel que las rellenaba causaba cáncer.

El Gobierno francés recomendó retirar de manera preventiva los implantes mamarios de marca PIP de unas 30.000 mujeres, aunque aclaró que no hay pruebas de que esas prótesis -que se exportaron a países de Europa y América Latina- aumentaran el riesgo de cáncer.

El ministro de Salud, Xavier Bertrand, desea «a título preventivo y sin carácter de urgencia» la retirada de esas prótesis, aun cuando no haya señales de deterioración de los implantes, indicó un comunicado de esa cartera.

De acuerdo con el ministerio, un número indeterminado de esas prótesis contiene silicona en gel inapropiada para uso médico y por lo tanto presenta un riesgo potencial para la salud en caso de ruptura.

Los gastos de la extracción, incluyendo la hospitalización, serán cubiertos por la seguridad social francesa. En el caso de mujeres sometidas a cirugía de reconstrucción (luego de un cáncer de mama), la colocación de un nuevo implante también será cubierto.

El Ministerio recomendó a las usuarias de siliconas que verifiquen la marca de sus prótesis, y a las que tengan las de marca PIP que consulten inmediatamente un médico. Mientras que a los profesionales de la salud, el ministerio les pidió practicar «precios razonables» para la extracción.

Un informe elaborado por un comité de expertos del Instituto Nacional del Cáncer (INCa) a pedido del ministerio de Salud apuntó que «en este momento no existe un riesgo mayor de cáncer en las mujeres portadoras de prótesis mamarias de la marca PIP” en comparación con otras siliconas.

«En cambio, con relación a esas prótesis se ha establecido claramente un riesgo de ruptura, y el poder irritante del gel puede provocar reacciones inflamatorias, lo que dificulta la explantación (retiro)», subraya el informe.

El Director General de Salud, Jean-Yves Grall, explicó que «los casos de ruptura (de prótesis mamarias) aumentan de año en año, y actualmente estamos en alrededor del 5% de una base de 30.000».

Ocho casos de cáncer fueron señalados en Francia en mujeres portadoras de la prótesis de la sociedad francesa Poly Implant Prothèse (PIP) aunque hasta el momento no se ha podido establecer ninguna relación de causa y efecto.

La empresa PIP llegó a producir 100.000 prótesis mamarias al año, como cuarta mayor empresa mundial del ramo, y exportaba casi el 84% de su producción, pero a inicios de 2010 la firma entró en colapso ante reiteradas denuncias de rupturas de sus productos.

Recomendaciones en otros países

En Gran Bretaña, unas 250 mujeres entablaron una acción judicial después de que al menos la mitad de ellas tuvieran problemas con las prótesis de mama fabricadas por PIP.

Este viernes, el ministro de Salud del Reino Unido, Andrew Lansley, dijo que el gobierno británico «no recomendaba» la remoción de las prótesis.

«No tenemos evidencia de su toxicidad ni tenemos evidencia de una diferencia sustancial en términos de rupturas de esos implantes con relación a otros», indicó.

La agencia belga de salud pública propuso un examen sistemático de las mujeres portadoras de estas prótesis y recomendó la remoción en caso de problemas.

El Gobierno español sugirió a las interesadas verificar con sus médicos el estado de sus implantes.

Varios países latinoamericanos adoptaron en 2010 medidas de protección, con prohibición de importar y comercializar esas prótesis. Autoridades de Venezuela y Brasil informaron que aguardaban las recomendaciones de los responsables franceses pare eventualmente analizar otras medidas.

De acuerdo con un vocero de la Agencia Nacional de Vigilancia Sanitaria (Anvisa) de Brasil, unas 10.000 prótesis PIP fueron retiradas del mercado, pero cerca de 25.000 mujeres brasileñas llevan esos implantes.

Argentina bloqueó las prótesis de PIP en abril de 2010. Colombia, a su vez, recomendó la suspensión en el uso de las prótesis de PIP en abril, pero decidió la prohibición en octubre, después que se comprobaran «índices de ruptura por encima de los limites aceptables», según el Instituto Nacional de Vigilancia (Invima).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí