EN LA CIUDAD |

Lanzan guía para evaluar cumplimiento de ambientes 100% libres de humo

La nueva guìa y los dispositivos para medir las partìculas en el aire.

Una innovadora Guía de Procedimientos para la Evaluación del Cumplimiento de las Leyes para Espacios Libres de Humo de Tabaco, que busca mejorar las estrategias para garantizar ambientes sin los tóxicos de las emanaciones del cigarrillo, fue presentada ayer poi el Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires, en conjunto con la Unión Internacional Contra la Tuberculosis y Enfermedades Respiratorias (La Unión), una organización científica internacional que lucha contra estos males.

La publicación, realizada por la Campaña para Niños Libres de Tabaco, la Escuela de Salud Pública Johns Hopkins, Bloomberg y La Unión, con la asistencia de la Organización Mundial de la Salud (OMS), busca determinar cuánto se aplica la legislación que apunta a que los espacios públicos sean 100% libres de humo y qué puntos se deben reforzar.

El acto fue encabezado por la ministra de Salud porteña, la doctora Graciela Reybaud, que elogió esta herramienta para ayudar a funcionarios del gobierno, investigadores y defensores de la salud en general a hacer cumplir la norma.

“En la actualidad, muchas ciudades en todo el mundo, entre las que Buenos Aires fue una de las pioneras, han aprobado leyes para proteger a las personas de la exposición al humo de tabaco en espacios públicos y lugares de trabajo”, dijo la funcionaria. Es que la OMS estableció que las políticas de los espacios 100% libres de humo son la mejor práctica para proteger a las personas del tabaquismo pasivo.

Según explicó el licenciado Jonathan Romo, representante de La Unión para América Latina, «contar con una ley promulgada no siempre significa automáticamente ambientes libres de humo de tabaco”, por lo que se deben realizar “estudios para evaluar su grado de cumplimiento en un área en particular o entre un tipo o tipos de lugares.

Por su parte, la licenciada Florencia Flax Marcó, Directora General de Redes y Programas del Ministerio de Salud porteño, especificó que “un alto cumplimiento no siempre garantiza una protección completa contra el humo de segunda mano, ya que si hay lagunas o deficiencias en la ley, no es posible garantizar ambientes libres de este tóxico».

En ese sentido, el documento presentado no sólo serviría para garantizar un mejor acatamiento de la normativa, sino también ayudar a una mejor aplicación de la ley gracias a actividades que incluyen desde campañas de educación pública hasta sanciones.

Romo aclaró que esta guía “describe los pasos clave” para realizar un análisis que compruebe la aplicación de la ley. A su vez informó que La Unión donó a la Ciudad dos dispositivos para medir la contaminación ambiental provocada por el humo de tabaco.

Los aparatos, de origen sueco y de marca Dylos DC1700 permiten mensurar las concentraciones de partículas contaminantes menores a 2,5 mm de tamaño, muy dañinas para la salud humana ya que al ser pequeñas, pueden ingresar por las vías aéreas y mantenerse en los pulmones. La OMS indica que más de 250 partículas identificadas de este tamaño representan que la calidad del aire es muy perjudicial para la salud, ya que aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares.

La guía, financiada por Bloomberg Philanthropies como parte de la Iniciativa Bloomberg para Reducir el Consumo de Tabaco, presenta información paso a paso para realizar estudios de cumplimiento además de mencionar consideraciones prácticas como cronogramas, recursos, herramientas y planes de muestreo.

Durante su acto de lanzamiento también estuvo presente la exdiputada por el PRO Paula Bertol, la principal impulsoras de la ley 1799/05 y su modificación que prohíbe fumar en todo espacio cerrado con acceso público y que habló del desafío de la fiscalización. “Es necesario contar con más personal para que puedan llevarse adelante las clausuras a infractores, porque hoy los inspectores de la Ciudad están abocados al tema de la trata, que es prioridad”, informó.

Principales pasos previstos en la guìa:

Conocer la ley de espacios libres de humo. Para ello es preciso familiarizarse con detalles como tipos de lugares cubiertos especificados en la ley, definición de estos espacios, deficiencias de la ley, requisitos de señalización, prohibiciones adicionales a las de fumar, e implementación.

Determinar el estado de la aplicación. Se debe averiguar tanto como sea posible sobre la forma en que la agencia de aplicación está evaluando el cumplimiento de la ley.

Aclarar el propósito de realizar su estudio de cumplimiento. Establecer por qué se quiere llevar a cabo y cómo se planea usar los resultados.

Evaluar los recursos disponibles y asegurar los recursos necesarios. Estos incluyen

el trabajo y el financiamiento.

• Aclarar el alcance del estudio de cumplimiento. Es definido por dos factores: el alcance geográfico y los tipos de lugares que serán cubiertos.

Establecer un cronograma para su estudio de cumplimiento. Este debe incluir tareas de pre-implementación, que son las que estàn antes que se realicen las observaciones de cumplimiento; tareas de Implementación, durante la verificación y tareas post-implementación, después de que se hayan realizado las observaciones de cumplimiento.

Desarrollar herramientas y procedimientos de verificación de cumplimiento. Deben coincidir con la ley y estar diseñados para asegurar la recopilación de datos de alta calidad. Incluyen herramientas como formularios y protocolos de entrevistas, asì como procedimientos como determinar cuántos recolectores de datos harán observaciones dentro del lugar y qué deben con los formularios, entre otros.

Elegir qué lugares visitar. Seleccionar  zonas específicas para el estudio es clave. Así se puede definir las estrategias de muestreo,  elegir un enfoque y establecer el número de lugares del monitoreo.

Realizar observaciones del cumplimiento. Este paso consiste en  capacitar al personal y ‘supervisar la recopilación de datos.

• Analizar los resultados del estudio de cumplimiento. Se consigue a través de la verificación de la calidad de los datos, el análisis de los datos de observaciones y de los obtenidos de la entrevista.

• Usar los resultados. Utilizar los resultados asegurándose de definir bien su audiencia, desarrollar mensajes clave, y difundirlos de manera de que lleguen a sus audiencias objetivo y logren influenciarlas. Entre los principales públicos se encuentran los legisladores, las agencias de aplicación, los propietarios o gerentes de los lugares visitados, y el público.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí