COMPLICACIONES A PARTIR DE UNA GRIPE |

Prevención por enfermedades de otoño

Al menos 12 millones de argentinos deben tomar precauciones antes de la llegada de las bajas temperaturas. La nueva estación puede provocar males respiratorios en los denominados grupos de riesgo.

Un informe dado a conocer en una reunión de especialistas en el tratamiento de patologías de las vías respiratorias, indicó que las personas con enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), quienes sufren infecciones respiratorias recurrentes, asmáticos, diabéticos y cardíacos, entre otros, pertenecen a los segmentos más vulnerables que deben tomar precauciones especiales.

Los niños de 6 a 23 meses, las embarazadas y los mayores de 64 años, también forman parte de los grupos susceptibles de padecer complicaciones a partir de una gripe o cualquier otra enfermedad respiratoria.

Eduardo López, jefe del Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez, indicó que en «en el último año se produjeron en Argentina 1.400.000 casos de gripe o estados gripales, 220.000 neumonías y 230.000 bronquiolitis».

López sostuvo que «eso da un verdadero parámetro de la elevada incidencia de esas patologías que pueden llegar a ser muy agresivas cuando afectan a las personas que integran los llamados grupos de riesgo«.

En tanto, se calcula una mortalidad anual atribuible a las enfermedades respiratorias superior a los 50.000 casos.

Además de la vacunación antigripal, los médicos recomiendan distintas estrategias de prevención, entre las que se encuentra la administración de inmunoestimulantes sublinguales, que son remedios que proveen una rápida respuesta inmunitaria contra virus y bacterias, logrando prevenir hasta el 78% de las infecciones respiratorias.

Carlos Luna, jefe de Neumonología Crítica de la División Neumonología del Hospital de Clínicas, indicó que «entre las principales medidas de prevención, debemos mantener el calendario de vacunación al día en el que se incluyen sobre todo para quienes integran los grupos de riesgo las vacunas antigripales para el virus A H1NI1, la gripe estacional y la vacuna antineumocócica«.

También indicó que hay que mantener hábitos de vida higiénicos y saludables y consultar al médico sobre la conveniencia de reforzar su sistema inmunitario con medicaciones complementarias que ayudan a mejorar la respuesta inmune del organismo contra un gran número de virus y bacterias.

Los grupos de riesgo en Argentina los integran más de 12 millones de personas y en el invierno es cuando más comprometida tienen las vías respiratorias, porque las bajas temperaturas propician la circulación y el contagio de virus y bacterias.

Ana Balanzat, jefa de Neumonología Pediátrica del Hospital de Clínicas destacó que «por hábitos de vida higiénicos y saludables tenemos que entender que es fundamental el lavado de manos con agua y jabón o alcohol en gel».

Balanzat destacó que es importante para que las personas que integran los grupos de riesgo no vean comprometidas las vías respiratorias evitar reuniones con gente enferma o donde haya conglomerado de personas.

La médica agregó que tampoco hay que fumar ni permanecer en ambientes contaminados por el humo de tabaco, recluirse ante los primeros síntomas de malestar o resfrío y toser y estornudar en la cara interna del pliegue del codo.

Ante los primeros síntomas de gripe o enfermedad respiratoria, los médicos aconsejan no automedicarse, hacer una consulta al médico y no tomar antibióticos, ya que la mayoría de las enfermedades respiratorias son de origen viral y no se combaten con este tipo de medicamentos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí