POR INDICACIóN DEL GOBERNADOR DANIEL SCIOLI |

Provincia ofrece células madre a Japón para tratar a afectados por radiación

Las células madres mesenquimales de médula ósea, provenientes de donantes cadavéricos, tienen la posibilidad de transformarse en cualquier partícula del organismo. Están destinadas a pacientes con síndrome radioactivo agudo, que puede producir desde pérdida de cabello y quemaduras hasta la muerte.

La ayuda humanitaria estará destinada al "tratamiento compasivo" de afectados por síndrome radioactivo agudo

Por indicación del gobernador Daniel Scioli, el ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires ofreció hoy a la Embajada de Japón en Argentina células madre mesenquimales de médula ósea para pacientes con Síndrome Radioactivo Agudo.

 

 

Esta ayuda humanitaria será provista por el Servicio de Ingeniería Tisular, Medicina Regenerativa y Terapias Celulares del Cucaiba (Centro Unico Coordinador de Ablación e Implante del ministerio de Salud provincial), pionero en nuestro país y en el mundo en el desarrollo de nuevas tecnologías regenerativas con células madre mesenquimales de médula ósea de donantes cadavéricos, especialmente para el tratamiento de grandes quemados.

 

“La células madre mesenquimales se encuentran en la médula ósea
-productora de la serie blanca de la sangre-, y en la sangre misma, y tienen la posibilidad de transformarse en cualquier célula del organismo”
, explicó Alejandro Collia, ministro de Salud de la Provincia.

 

Por su parte, el titular del Cucaiba, Alberto Maceira, explicó que el Servicio de Medicina Regenerativa investiga el uso de esas células en seres humanos y aclaró que hasta el momento se ha probado su efectividad en animales para regenerar la piel en grandes quemaduras.

 

El funcionario dijo que esta ayuda humanitaria a Japón estará destinada al “tratamiento compasivo” de los afectados por síndrome radioactivo agudo, es decir, personas que, dada su gravedad, no tengan otras posibilidades terapéuticas.

 

Qué produce

 

El síndrome radioactivo agudo es un conjunto de signos y síntomas que pueden incluir desde depilación (pérdida del pelo) y quemaduras superficiales o profundas de la piel. Según el nivel de radiación recibida este cuadro puede afectar también a los órganos vitales provocando hemorragias, cesación de las funciones vitales del intestino, lesiones oculares y nasales.  

 

“En una segunda fase, dada por una mayor exposición a la radioactividad, el síndrome afecta las funciones de la médula ósea y en su tercera fase ocurre el cese de las funciones del sistema nervioso central, de modo que cuando se llega a este estado la muerte es inevitable y puede ocurrir en cuestión de horas”, explicó Enrique Casirola, del área de Radiofísica Sanitaria del ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires. 

 

Dados sus avances en medicina regenerativa, el Laboratorio del Cucaiba fue citado por un trabajo elaborado por el laboratorio Osiris Therapeutics Inc. Destinado al Departamento de Defensa de EEUU.

 

Ese estudio trata sobre las unidades criopreservadas de células mesenquimales para, potencialmente, tratar a soldados de elite que pudieran padecer síndrome radioactivo agudo. 

 

La propuesta de ayuda humanitaria de la Provincia de Buenos Aires fue enviada hoy al embajador Hitohiro Ishida a quien se le expresó que el laboratorio del Cucaiba, a cargo del profesor doctor Eduardo Mansilla, “se encuentra preparado para proveer y disponer en grandes cantidades y en forma inmediata de Células Madre Mesenquimales de Médula Ósea criopreservadas y obtenidas de donantes cadavéricos seleccionados por el Programa de Procuración de Órganos y Tejidos. 

 

Se le informó además que las células incluyen todos los controles de bioseguridad propios de la actividad trasplantológica en el país.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí