CAUSó 39 MUERTES EN ALEMANIA |

Revelan que la «E. coli» alemana era una combinación de dos variantes

Combinaba una cepa que porta la peligrosa toxina “Shiga” y otra especialmente capacitada para adherirse al intestino. Así expertos explicaron por qué el 30% de los afectados desarrolló el Síndrome Urémico Hemolítico.

La E. coli letal combinaba dos variantes

La agresiva «E. coli» que causó 39 muertes en Alemania, es una combinación de dos variantes de esta bacteria que multiplicaba las complicaciones renales, sanguíneas y cardíacas, publicó un equipo de científicos alemanes en la revista «The Lancet Infectious Diseases».

En concreto, los expertos de la Universidad de Münster confirmaron que la nueva variante, la «E. coli O104:H4», aúna los perjudiciales efectos para la salud de la «E. coli enterohemorrágica», que porta la peligrosa toxina «Shiga», con la «E. coli enteroagregativa», especialmente capacitada para adherirse una vez dentro del intestino.

«La mejorada adherencia de esta variante a las células del epitelio intestinal pudieron facilitar la absorción sistémica de la toxina ‘Shiga’, lo que podría explicar la alta frecuencia de casos de Síndrome Urémico Hemolítico (SUH)», concluye el estudio.

Así pretende este equipo alemán explicar por qué cerca del 30% de los afectados por este último brote, 810 casos de los 2.684 totales, desarrollaron el SUH, cuando normalmente «menos del 10% de los enfermos» por la «E. coli» sufren este peligroso síndrome.

 
El SUH es una combinación de insuficiencia renal, trombocitopenia -una notable disminución de plaquetas-, anemia hemolítica, y daños en el corazón y el sistema nervioso central, cuya suma puede provocar la muerte.

 
«Este brote demuestra que la combinación de perfiles de virulencia de patógenos entéricos, introducidos en poblaciones de riesgo, puede tener graves consecuencias para las personas infectadas», concluye el estudio.

Además, el estudio apunta que esta nueva variante de la «E. coli» es resistente a los antibióticos «ß-lactámicos» y que su uso en algunos pacientes sólo provocó la «destrucción de los microbios competidores» del agente patógeno.

La investigación, que viene a confirmar oficialmente lo avanzado hasta ahora por distintas instituciones y expertos, consistió en el análisis de heces de 80 pacientes afectados por la «E. coli O104:H4» entre el 23 de mayo y el 2 de junio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí