DE GARíN PARA TODO EL PAíS |

Se fabricarán en el país vacunas y anticuerpos monoclonales

Por Francesco Garabello.-. Las elaborarán en una planta inaugurada por la Presidente en el partido de Escobar. Lleva el nombre de Sinergium Biotech y fue financiada con aportes públicos y privados. Producirá inmunizaciones antigripales y antineumocóccicas. 

En un acto que contó con la presencia de la Presidenta de la Nación, Cristina de Kirchner, el Gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, el Ministro de Salud Juan Manzur, el Ministro de Ciencia y Técnica Lino Barañao, el intendente de Escobar Sandro Guzmán, el presidente de la Cámara de Diputados Julián Domínguez y numerosos funcionarios y empresarios del sector, se inauguró oficialmente la primera planta de producción local de vacunas y productos biotecnológicos. Con un modelo único de alianzas productivas y transferencia de tecnologías de última generación, Sinergium Biotech producirá, por primera vez en el país, vacunas antigripales estacionales y pandémicas, vacunas antineumocócicas y anticuerpos monoclonales. Su capacidad productiva integral alcanzará las 30 millones de dosis anuales.Hoy estamos inaugurando lo que para mí era un sueño. Esta iniciativa implica la decisión y voluntad de un Estado y el empresariado de articular los esfuerzos. Es una asociación para hacer industria nacional y soberanía de salud”, afirmó la primera mandataria durante su discurso.

Por su parte, el doctor Hugo Sigman, CEO del Grupo Insud en representación de Sinergium Biotech, se refirió al proyecto como un producto de la fatalidad del que, al igual que en otros aspectos de la vida, surgió algo muy positivo. Durante su discurso, el empresario recordó a la audiencia aquellos hechos que dieron origen y valor estratégico a la gesta de este nuevo laboratorio. “En el año 2009, Argentina vivió dos momentos muy difíciles. Primero fue la epidemia del dengue que afectó a más de 100 mil ciudadanos y luego, casi de inmediato, llegó la pandemia de gripe que comprometió la salud de 30 mil compatriotas y se cobró más de 600 vidas”, señaló.

En ese momento, la República Argentina y otras naciones en vías de desarrollo buscaron la vacuna contra la gripe A H1N1, que resultaba imposible de conseguir porque los países centrales, que tenían una gran demanda de inmunizaciones, tomaron para sí toda la producción. Sobre este punto Sigman recordó la premisa a través de la cual se impulsó el proyecto: “no es posible que un Estado no pueda tener la autonomía e independencia necesaria para asegurar la protección de sus propios ciudadanos”.

Esta planta permitirá a la Argentina disponer de la producción y provisión de productos estratégicos que anteriormente debían importarse, generar un importante potencial exportador, y posicionar al país como líder regional en la producción de vacunas y productos biotecnológicos.

“Los argentinos somos capaces de generar la independencia tecnológica, de darle posibilidades a nuestros técnicos y trabajadores en su realización profesional,  de sustituir importaciones y generar exportaciones. Esta es la novena planta de vacunas contra la gripe del mundo, somos capaces de ser un país con más independencia y más autonomía”, afirmó el representante de Sinergium Biotech.

La planta

Como parte de su modelo productivo innovador, Sinergium Biotech realizó acuerdos con importantes compañías farmacéuticas internacionales como Novartis y Pfizer, así como con la empresa nacional pharmADN. El complejo productivo se ubica en la localidad de Garín (provincia de Buenos Aires) y cuenta con una superficie de 20.000 m². Su construcción demandó dos años e implicó una inversión privada superior a los 80 millones de dólares. Con la inauguración entraron en funcionamiento las áreas de formulación, llenado, empaque y acondicionamiento de las vacunas y productos biotecnológicos.

El complejo científico-tecnológico elaborará productos cumpliendo con las más altas normas de calidad. Sigue las regulaciones nacionales establecidas por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT), las cuales están alineadas con el Mercosur. Su equipamiento y estándares de procesos productivos son compatibles con las normas de Buenas Prácticas de Manufactura (GMP, según las siglas en inglés) y sigue los lineamientos de la agencia regulatoria norteamericana Food & Drug Administration (FDA) y de la European Medicines Agency (EMA). La planta también estará en condiciones de ser calificada por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Abel Di Gilio, presidente de Sinergium Biotech, aseguró que “el proyecto implica la transferencia de tecnologías y la capacitación de recursos humanos que hasta el momento no estaban disponibles en el país. Por la magnitud del emprendimiento, técnicos extranjeros se instalaron en el país y científicos argentinos regresaron para sumarse a la compañía”.

La integración

La transferencia tecnológica de la compañía suiza Novartis, aporta la tecnología necesaria para el desarrollo y la producción de vacunas antigripales estacionales y pandémicas. De esta manera, el Estado Nacional se beneficia mediante una adecuada planificación anual de sus campañas de inmunización que permite la adquisición de vacunas en forma directa en las mejores condiciones, sin costos de intermediación y logística.

“La inauguración de la planta es un acontecimiento muy importante para la Argentina ya que integrará un grupo reducido de países que cuentan con las capacidades tanto técnicas como humanas para producir vacunas. Para Novartis, también es importante dado que refleja el resultado de un exitoso  proceso de transferencia de tecnología en el que participaron profesionales altamente calificados, quienes brindaron las habilidades necesarias para lograr lo que hoy estamos celebrando”, explicó Jim Harold, Director Regional de Novartis Vacunas para América Latina y Country President del Grupo Novartis en Argentina.

Por su parte, el convenio con Pfizer tiene como objetivo garantizar la provisión local de la vacuna neumocócica conjugada 13 valente. Gracias a este acuerdo Argentina será el único país de Latinoamérica, y uno de los pocos en el mundo, en tener la capacidad de realizar la formulación y el acondicionamiento de esta vacuna.

“Estamos muy entusiasmados por ser parte de este acuerdo que, además de permitir  vacunar a los niños argentinos contra la enfermedad neumocócica, también contribuye a acrecentar la capacidad técnica de Argentina para desarrollar y elaborar medicamentos que salvan vidas. Creemos que este acuerdo será un modelo de transferencia a nivel mundial” afirmó Anne Nijs, Gerente General de Pfizer

Finalmente, a través de una alianza con pharmADN, laboratorio nacional especializado en biotecnología, Sinergium Biotech producirá anticuerpos monoclonales, productos que hasta el momento eran importados. Los medicamentos biotecnológicos constituyen una de las terapias más innovadoras y eficaces para el tratamiento de enfermedades oncológicas (cáncer de mama, pulmón, colon, riñón y cerebro, ciertas leucemias) y patologías autoinmunes (como la artritis reumatoidea).

“Esta alianza productiva completa el sueño de producir anticuerpos monoclonales en la Argentina. Así, el descubrimiento que le valió el Premio Nobel a César Milstein por primera vez se estará haciendo realidad en nuestro país, con un nivel de calidad similar al de los mejores centros del mundo”, aseguró Mauricio Seigelchifer, director de pharmADN.

Esta combinación creó un modelo productivo único en el mundo que posibilita al país posicionarse como líder regional en la producción de vacunas y productos biotecnológicos que anteriormente debían importarse, generando una importante capacidad exportadora.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí