MARIBEL PRESENTA EL CUADRO MáS GRAVE |

Una nueva chance para las gemelas con fibrosis quística

El padre de Maribel y Marisol Oviedo comenzó a gestionar una operación en Brasil, donde la ley permite el trasplante de donantes vivos que no sean necesariamente familiares. Dijo no haber recibido ayuda del Estado para el viaje.

Marisol y Maribel Oviedo

El padre de las gemelas Marisol y Maribel Oviedo, que padecen fibrosis quística, comenzó a gestionar una intervención quirúrgica en Brasil a raíz de las dificultades legales que hay en el país para concretar el trasplante de lóbulos pulmonares que necesitan sus hijas.

Ernesto Oviedo explicó ante la prensa cordobesa que cada día que pasa se complican aún más las posibilidades de lograr la ansiada solución, por lo que intentará que Maribel, cuyo cuadro es el más grave, sea operada en Brasil, donde la ley permite el trasplante de donantes vivos que no necesariamente sean familiares.

El hombre dijo que una de las principales dificultades que debió afrontar fueron los reparos que interpuso el Estado nacional para realizar esos trasplantes en el país, lo que fue superado mediante el recurso de amparo que diligenció favorablemente el juez federal de Córdoba, Alejandro Sánchez Freytes.

Tras destacar que también fracasó la intención de aceptar los órganos que ofrecieron donar algunos familiares, por resultar incompatibles, dijo que el apoyo prometido por el Estado provincial para financiar la intervención quirúrgica en Brasil nunca se concretó.

En tal sentido anticipó su intención de hablar con el gobernador Juan Schiaretti y el ministro de Salud, Oscar González, para lograr que la obra social de los empleados públicos de Córdoba (Apross) «se haga cargo de los costos de los donantes».

 
Para que las gemelas sean trasplantadas «no me dará vergüenza si tengo que salir por la calle con una canastita para pedirle ayuda a la gente», afirmó el padre.

Tras afirmar que sus hijas están «anímicamente bien» y «tienen muchas ganas de vivir», reveló que Maribel «es la más complicada» y que por eso es necesario viajar cuanto antes a Brasil para concretar la operación, ya que «el tiempo corre muy rápido».

 
Oviedo insistió en que realizar esa intervención quirúrgica «es posible» en Brasil porque «la ley es distinta» y relató que su hija le dijo: «Papi, yo quiero vivir. Tenemos que ir a cualquier lado».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí