Actualidad
Más de un millón de afectados en 2008

Afirman que una vida sana podría prevenir el 23% de los cánceres de colon



Lograr que las personas coman más saludablemente, no fumen, reduzcan el consumo de alcohol y hagan más ejercicio podría prevenir casi un tercio de los cerca de 1,2 millones de casos de cáncer de colon diagnosticados cada año, dijo el miércoles un grupo de investigadores.


Científicos de Dinamarca hallaron que seguir la recomendación respecto a actividad física, perímetro de cintura, tabaquismo, ingesta de alcohol y dieta podría reducir el riesgo de la enfermedad en aproximadamente un 23%.

"Nuestro estudio muestra la utilidad del mensaje de salud pública, que incluso las diferencias más modestas en estilo de vida podrían tener una consecuencia significativa en el riesgo de cáncer colorrectal", dijo Anne Tjonneland, del Instituto de Epidemiología del Cáncer de la Sociedad Danesa del Cáncer, que encabezó el estudio.


El cáncer colorrectal causa la muerte de aproximadamente medio millón de personas al año en todo el mundo. Los tratamientos Xeloda, de Roche , y Eloxatine, de Sanofi, son las principales medicinas para el tratamiento de la enfermedad, que le fue diagnosticada a 1,23 millones de personas en el 2008, según la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer.


Tjonneland y sus colegas estudiaron los datos de 55.487 hombres y mujeres de edades comprendidas entre los 50 y los 64 años a los que previamente se les había detectado la enfermedad y que fueron seguidos durante casi 10 años.


Los participantes completaron cuestionarios sobre su dieta y estilo de vida y los investigadores crearon un índice de tipo de vida saludable empleando las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, el Fondo Mundial de Investigación del Cáncer y del grupo Recomendaciones Nutricionales Nórdicas.

 

Entre ellas figuran no fumar, hacer al menos 30 minutos de actividad física al día, no tomar más de siete bebidas alcohólicas a la semana en el caso de las mujeres, y 14, en el de los hombres, tener un perímetro de cintura por debajo de los 88 cm para mujeres y de los 102 cm en los hombres, y llevar una dieta saludable.


Los resultados, publicados en el British Medical Journal, mostraron que durante el período de seguimiento, 678 personas fueron diagnosticadas con cáncer intestinal.
Tras analizar el seguimiento que habían hecho los participantes de las cinco recomendaciones, los investigadores calcularon que si todos hubieran seguido aunque sólo hubiera sido un consejo, se podría haber prevenido alrededor del 13% de los casos y que si hubiesen cumplido las cinco recomendaciones, se podría haber evitado el 23% de los cánceres.

Estudios anteriores habían identificado 14 variaciones genéticas que aumentan el riesgo de desarrollar este tipo de tumores entre 1,5 y dos veces cada una, y un estudio publicado el mes pasado halló cómo una sola variante en el código genético de una persona puede llevar a un desarrollo de la enfermedad. Pero los expertos dicen que tener una buena dieta y llevar un estilo de vida sano pueden tener un papel mucho más importante en el riesgo de sufrir este cáncer.


Tjonneland dijo que los hallazgos ponen de manifiesto la importancia de continuar con los "esfuerzos vigorosos de convencer a la gente para que siga las recomendaciones sobre su estilo de vida".

Dejá tu comentario