Actualidad
Mayores de 40 años

Hombres preocupados por disfunción eréctil descuidan su salud



Fuentes: ELMUNDO.es

 

Enfermedades de transmisión sexual (ETS) como la clamidia, la gonorrea o el VIH son hasta tres veces más frecuentes en hombres que consumen medicamentos para la disfunción eréctil, según un estudio. Por ese motivo, especialistas sugieren que una receta de viagra debería ir siempre acompañada de información sobre cómo tener una relación segura.

 

Además de afirmar que los pacientes podrían beneficiarse de recibir folletos que apunten a la prevención, los autores afirman que esta conducta es especialmente relevante si se tiene en cuenta que “la mayoría de los especialistas raramente hablan de enfermedades venéreas cuando se trata de pacientes de mediana edad o mayores", A su vez, destacaron que infecciones de transmisión sexual no entienden de edades, sino de protecciones adecuadas.

 

Durante dos años, los científicos del Hospital General de Massachussets en EEUU, realizaron un seguimiento a más de 1,4 millones hombres mayores de 40 años. Durante el período de estudio, alrededor de 40.000 individuos solicitaron al menos una receta de Viagra, Cialis o Levitra, los tres fármacos autorizados para la disfunción eréctil. Entre otras variables, evaluaron la presencia o ausencia de enfermedades de transmisión sexual y compararon los datos obtenidos en ambos grupos de pacientes.

 

 

Los resultados arrojaron que quienes habían consumido fármacos para la disfunción eréctil presentaban tasas considerablemente más altas de infecciones venéreas que aquellos que no habían tomado estos medicamentos. Esta mayor presencia de ETS era palpable tanto antes como después del inicio del tratamiento, lo que, según los investigadores sugiere que la clave de esta relación "puede tener más que ver con el tipo de paciente y sus comportamientos sexuales" que con un efecto derivado de la amplia accesibilidad a los fármacos.

 

En sus conclusiones, estos investigadores subrayan que cuando en una consulta se considere la posibilidad de prescribir medicamentos para esta afección, "es necesario discutir el riesgo de ETS y hablar sobre los métodos que existen para prevenir su contagio", como el preservativo.

 

"Este trabajo recuerda que la prevención de enfermedades de transmisión sexual no debe terminar a los 40", comenta en un editorial que acompaña a la investigación en la revista 'Annals of Internal Medicine', Thomas Fekete, profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad de Temple. Pese a subrayar la importancia de estos datos, el especialista también recuerda que la tasa de infecciones venéreas en la mediana edad es muy inferior a la detectada entre los jóvenes, donde el problema es mucho más grave.

Dejá tu comentario