Ciencia
Hallazgo

Diagnostican por primera vez cáncer en un dinosaurio



Por primera vez en la historia, científicos descubrieron y dignosticaron un cáncer de hueso maligno en un dinosaurio. Una investigación del Ontario Museum (ROM) y la Universidad McMaster, en Canadá, halló un osteosarcoma en el peroné de un Centrosaurus apertus.

Se trata de un ejemplar descubierto en el Dinosaur Provincial Park de Alberta en 1989. En un principio se creyó que se trataba de una fractura curativa, pero técnicas de medicina moderna demostraron que se trataba de un cáncer de huesos.

"El diagnóstico de cáncer agresivo como este en los dinosaurios fue difícil de alcanzar y requirió experiencia médica y múltiples niveles de análisis para identificarlo adecuadamente. Aquí, mostramos la firma inconfundible del cáncer de hueso avanzado en un dinosaurio cornudo de 76 millones de años, el primero de su tipo. Es muy emocionante", explicó el doctor Mark Crowther, profesor de Patología y Medicina Molecular.

Luego, el doctor David Evans, presidente de la Cátedra de Paleontología de Vertebrados del ROM, afirmó que "el hueso de la espinilla muestra cáncer agresivo en una etapa avanzada. El cáncer habría tenido efectos devastadores en el individuo y lo habría hecho muy vulnerable a los formidables depredadores de tiranosaurios. El hecho de que este dinosaurio herbívoro viviera en una gran manada protectora puede haberle permitido sobrevivir más tiempo de lo normal con una enfermedad tan devastadora".

El Centrosaurus apertus es un dinosaurio con cuernos que vivió hace 76 millones de años. El osteosarcoma es un tipo de cáncer de huesos que aparece en la tercera década de la vida y que se propaga rápidamente a través de los huesos y de los órganos, afectando sobre todo al pulmón.

Dejá tu comentario