CUIDADOS A TENER EN CUENTA |

Covid-19: cómo minimizar los riesgos en pacientes oncológicos

Uno de los mayores peligros es el abandono de los tratamientos o evitar la realización de estudios por miedo al contagio. Cualquier decisión tomada por el paciente, sin consultarlo con su médico tratante, puede traer consecuencias.

Cuidados para pacientes oncológicos con el Covd-19 (Foto: Pixabay)

La irrupción de la pandemia por Covid-19 obligó al sistema de salud a reestructurarse como nunca antes para adaptarse y poder dar respuesta a este escenario tan complejo. Esto generó profundos cambios en la accesibilidad de las prestaciones y muchas de las prácticas que eran comunes se vieron alteradas.

Diversas publicaciones comenzaron a alertar sobre los peligros que implica postergar un control o una consulta médica en determinado tipo de pacientes. Un relevamiento de la Organización Mundial de la Salud llevado a cabo en 163 países y recientemente publicado en la página oficial de la organización revela que el acceso a los tratamientos o acciones de prevención de las enfermedades no transmisibles, entre las que se encuentra el cáncer, se vio severamente afectado por la pandemia.

 

La importancia de no abandonar la consulta

“El acceso a la atención médica de los pacientes oncológicos requiere de una evaluación particular. Si bien hay reportes que alertan sobre la posibilidad de que pueden padecer un mayor riesgo ante una infección por Covid-19, hay que mencionar que los pacientes con diagnóstico oncológico constituyen un grupo heterogéneo de personas y no todos se encuentran en igual situación de su enfermedad”, afirma el Dr. Sergio Quildrian, médico cirujano (MN 102.519) coordinador de la Comisión de Oncología de la Asociación Argentina de Cirugía, Servicio Cirugía General del Hospital Británico de Buenos Aires y UF Sarcomas y Melanoma del Instituto de Oncología Ángel H. Roffo. Estos pacientes pueden hallarse en distintas etapas de su tratamiento, ya sea en la fase diagnóstica, en la de evaluación, en tratamiento específico o en la etapa de controles o manejo de síntomas.

Lo que aún no está claro es el impacto que producirán los retrasos en el diagnóstico y estudios de screening de las distintas patologías oncológicas, y se corre el riesgo de que en el mediano plazo se transforme en un nuevo problema sanitario. Si bien en algunas patologías oncológicas el retraso de pocos meses puede no modificar sustancialmente el pronóstico de la enfermedad, en otras puede ser devastador.

La recomendación para los pacientes oncológicos es “no abandonar las visitas ni tratamientos o estudios indicados sin la consulta previa con su médico de cabecera. La misma recomendación se hace para aquellos pacientes con factores de riesgo para el desarrollo de alguna patología tumoral y que deben realizarse estudios de screening (endoscopías, mamografías, tomografías, etc.) para una eventual detección temprana”, concluye Quildrian.

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí