DESCANSO |

Insomnio: ¿cómo combatirlo?

Es un problema que sufre 1 de cada 3 personas en algún momento de su vida. Existen pautas para prevenirlo y afrontarlo.

Insomnio, un problema frecuente (Foto: Pixabay)
Insomnio, un problema frecuente (Foto: Pixabay)

El insomnio es un trastorno del sueño muy frecuente: algunos estudios señalan que al menos 1 de cada 3 personas sufren este problema en algún momento de su vida. Estos datos se acentúan con el paso del tiempo, ya que es más frecuente en los adultos mayores.

Algunos factores asociados al insomnio son los problemas laborales, económicos y las dificultades en las relaciones familiares. Además la ansiedad o la depresión están presentes con bastante frecuencia en las personas con problemas del sueño. Por otro lado, los hábitos cotidianos y rutinas pueden influir negativamente para padecerlo o positivamente prevenirlo y tratarlo.

No dormir adecuadamente se asocia a malestar general,  irritabilidad, cansancio y dificultades de concentración, por lo que trae consecuencias en la vida diaria perturbando el rendimiento laboral, el  estudio o en los deportes.

Los problemas del sueño son una preocupación creciente para la salud pública debido a que la falta de sueño se asocia con un mayor riesgo de enfermedades graves (por ejemplo, diabetes, enfermedades cardiovasculares, depresión).

Acciones que perjudican el sueño:

• Exceso de café, mate, te, bebidas estimulantes o gaseosas.

•Comidas copiosas o con muchas especias.

 •Exceso de alcohol. Existe una idea equivocada de creer que con bebidas alcohólicas se duerme mejor, pero solo una copita es lo aceptable.

• Ver programas de TV que generen tensión o preocupaciones (series, películas, noticieros)

•Uso excesivo de pantallas.

• Dormir siesta

• Sedentarismo, pero también el ejercicio físico a última hora (nos activa)

Facilitadores naturales del sueño:

• Tener horario regular y estable para dormir y despertarse.

• Predisponer el ambiente para descansar.

• Dentro de lo posible el ambiente de temperatura controlado, mucho frio o mucho calor son estímulos negativos para el buen dormir. Lo ideal es 24 º C.

• El colchón es conveniente que sea firme y prestar atención a  la ropa de cama que sea adecuada y cómoda.

• Hacer algunas respiraciones profundas e intentar relajar los músculos conscientemente de todo el cuerpo. Eso ayuda también a aquietar la mente.

•Alimentos ricos en triptófano, aminoácido esencial para la formación de neurotransmisores que intervienen en el sueño (serotonina y melatonina), facilitarán el sueño por ejemplo  bananas , ananá ,palta , leche, frutos secos como las nueces son algunos de los alimentos con mayor contenido en triptófano.

*El doctor Ricardo Corral (MN 67653) es Médico Psiquiatra.

1 COMENTARIO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí