COVID-19
Las preguntas más frecuentes

Vacunas: ¿existen diferencias después del 90% de eficacia?



La segunda fase de pruebas clínicas de la vacuna contra Covid-19 desarrollada por la Universidad inglesa de Oxford demostró que es segura en personas mayores sanas y provoca una respuesta inmune del 99% de eficacia, informó este jueves la revista médica “The Lancet”.
En colaboración con la farmacéutica AstraZeneca y otros organismos, los investigadores probaron el preparado, llamado ChAdOx1 nCoV-19, en un experimento con 560 adultos sanos, entre ellos 240 de más de 70 años, con el objetivo de observar su impacto en el sistema inmune y posibles efectos secundarios.

“Es muy interesante el resultado publicado hoy en la revista científica The Lancet sobre la eficacia de la vacuna de Oxford porque provoca una respuesta inmune robusta”, afirmó el Dr. Guillermo Capuya en el canal de noticias C5N.

“El estudio de fase 2 asegura que es una vacuna segura, que brinda muy buenas defensas especialmente en personas mayores de 70 años, que son el principal grupo etario de riesgo frente al Covid-19”, agregó. “No solamente genera anticuerpos neutralizantes sino también inmunidad celular, que es la memoria inmunológica”, explicó Capuya.

 

Preguntas frecuentes

El infectólogo, Dr. López, en comunicación telefónica con el Dr. Capuya afirmó: “Se va ratificando lo que habíamos dicho hace unas semanas: que casi todas las vacunas en fase 2/3 iban a dar resultados de alta eficacia. Estamos trabajando por encima del 90 por ciento. Entre el 95 y el 99 no hay diferencias significativas”, explicó. “La clave – continuó- es que tenemos 4 vacunas que están por encima del 90% de eficacia, el menú de oferta es amplio y con bajos efectos adversos. Es altamente eficaz en el adulto mayor, un tema no menor.

Con respecto al momento en que se va a poder comenzar a vacunar para la Covid-19, dijo: “Si la vacuna tiene esta eficacia en la primera instancia no vamos a evitar la transmisión total del virus pero vamos a evitar la hospitalización y la muerte. Si armamos una logistica adecuada, vamos a empezar a vacunar en marzo, para fines de abril vamos a tener vacunado con las dos dosis al “grupo blanco” (adulto mayor, personal esencial y con comorbilidades) Esto no va a disminuir la circulación del virus, porque el nivel de vacunación no va a tener impacto en la circulación viral. La disminución de la transmisión viral se logra manteniendo el comportamiento individual hacia lo social y con testeos y rastreos de los convivientes y contactos estrechos. Mientras no se aumenten el testo y los rastreos, el virus va a seguir circulando en la comunidad”, comentó el infectólogo.

 

¿Cuánto tiempo va a durar la inmunidad?

Al respecto, el Dr. López dice que “Todavía los resultados finales no se conocen porque los linfocitos T se han estudiado hasta 6 o 7 meses nada más. Todas estas vacunas van a necesitar estudios de seguimiento, por eso hay varias que tienen planeado un seguimiento a un año o a dos años. Este es un tema que se está trabajando muy fuerte en todas las vacunas. Recién al año se pueden hacer modelos matemáticos para ver cuánto caen los anticuerpos y cuánto se mantiene la inmunidad celular”, explicó López.

 

¿Se puede aplicar una vacuna y al año siguiente otra?

“Hipotéticamente sí – dice el Dr. López - “desde el punto de vista cientifico no hay datos porque todavia no se hizo ningun estudio de intercambiabilidad de vacunas, pero hipotéticamente sí porque la estimulación de la producción es contra la proteína S, así que en principio no habría problemas”.

 

¿Los que tuvieron la enfermedad se pueden vacunar?

“Sí – dice López - se pueden vacunar porque tampoco se sabe cuánto tiempo duran los anticuerpos y la inmunidad en los que tuvieron la enfermedad, porque se trata de una enfermedad muy reciente, de apenas 9 meses.

 

¿Qué vacunas tendremos disponibles en Argentina?

El Dr. López aclaró que “Según mi impresión, en Argentina vamos a tener un menú de 3 vacunas, la de AstraZeneca, que se está produciendo en el país, la de Pfizer, con una menor cantidad de dosis, y la vacuna rusa. Obviamente, las vacunas que requieren una conservación de menos de 80° tienen una logística más compleja que las que se guardan a temperatura de heladera, y eso puede ser una toma de decisión para comprar cantidad de dosis”, sostuvo.

 

¿Se puede aplicar la vacuna antigripal y la del Covid juntas?

“No hay estudios hechos obviamente, pero no veo ninguna contraindicación en vacunar en un brazo contra el covid y en el otro contra el neumococo”, sostuvo López. “La segunda opción es completar la vacunación del Covid lo más precoz posible y al mes aplicarse la vacuna para la gripe. La clave va a ser logística. Este año vacunamos a mucha gente contra la gripe, el virus del Covid circuló en el 97% de los casos y el de gripe en el 2%. Esto explica cómo un virus pandémico opaca a los virus clásicos”, concluyó.

 

Resultados alentadores

Los "prometedores resultados preliminares" indican que esta vacuna contra el virus SARS CoV 2 ofrece "resultados similares de seguridad e inmunogenicidad en los adultos sanos de más edad que en aquellos de entre 18 y 55 años"

En el estudio difundido hoy, que no mide la eficacia de la vacuna para proteger del virus, 560 adultos (160 de entre 18 y 55 años; 160 de 56 a 59 años y 240 de más de 70) con buena salud recibieron bien la vacuna de Oxford bien un antídoto de control.

Los voluntarios de más de 55 años fueron divididos en dos grupos y recibieron una sola dosis de la vacuna o dos en un periodo de 28 días.

Todos fueron observados desde el principio para detectar efectos adversos así como la respuesta inmune.

Los autores señalan que los efectos secundarios de la ChAdOx1 nCoV-19 fueron “leves” (como dolor por la inyección, fatiga, dolor de cabeza, fiebre o dolor muscular) si bien más comunes que con la vacuna de control.

Se detectaron trece casos de gravedad en los seis meses desde la primera dosis pero que no se consideran relacionados con las vacunas.

Los investigadores explican que los efectos secundarios fueron incluso menos comunes en los adultos mayores que en los más jóvenes, y la respuesta inmune fue “similar” en todos los grupos de edad tras la dosis de refuerzo.

La vacuna indujo anticuerpos contra la proteína de punta del coronavirus 28 días después de una primera dosis baja o estándar en todos los grupos de edad. Después de la vacuna de refuerzo, el nivel de anticuerpos aumentó a los 56 días del inicio del experimento, y lo mismo sucedió con los anticuerpos neutralizadores 42 días después.

Dejá tu comentario