ESTUDIO PUBLICADO EN THE LANCET |

Afirman que circuncisión masculina ayudaría a prevenir el HPV

Las parejas femeninas del hombres con el procedimiento presentan una tasa del virus del papiloma humano un 28% menor, señalan científicos. Pero aclararon que la protección es sólo parcial, por lo que se deben promover las prácticas sexuales seguras.

Investigadores documentaron un nuevo beneficio médico de la circuncisión, que ya ha demostrado proteger a los hombres del virus del sida: la práctica también puede ayudar a las esposas o novias a evitar una infección que genera cáncer de cuello de útero.

Las parejas femeninas de hombres circuncidados tenían una tasa un 28% menor de infección con el virus del papiloma humano (HPV), el cual provoca verrugas y cáncer cervical, informó el equipo en la revista médica The Lancet.

«Nuestros hallazgos indican que la circuncisión masculina ahora debería aceptarse como una intervención eficaz para reducir la prevalencia e incidencia de infecciones con HPV en las parejas femeninas», escribieron la doctora Maria Wawer y colegas de la Johns Hopkins University en Baltimore.

«No obstante, la protección es sólo parcial; la promoción de prácticas sexuales seguras también es importante«, añadieron los expertos.

El equipo de Wawer incluyó el estudio de HPV en una investigación mayor que demostró que los hombres circuncidados son menos propensos a infectarse con el virus de inmunodeficiencia humana (VIH), que provoca el sida.

«Incluimos hombres VIH-negativo y a sus parejas femeninas entre el 2003 y el 2006, en Rakai, Uganda», indicaron los investigadores en la revista médica The Lancet.

 

El equipo logró obtener detalles de las infecciones con HPV en casi 1.000 mujeres, todas identificadas por los varones como parejas sexuales estables, como por ejemplo esposas. Después de dos años, el 27,8% de las que estaban con hombres circuncidados tenía infecciones con VPH, comparado con el 38,7%  de las parejas de varones sin este procedimiento.

La infección con HPV es más conocida como la principal causa de cáncer cervical o de cuello de útero, pero provoca verrugas genitales y también puede llevar al desarrollo de cáncer de ano, pene, cabeza y cuello.

Hay docenas de cepas de HPV, un virus altamente contagioso que infecta a la mayoría de las personas en pocos años tras el inicio de la actividad sexual. La mayoría se deshace del virus pero en algunos casos puede generar cambios que producen cáncer.

La circuncisión consiste en la remoción del prepucio del pene, que es rico en las células del sistema inmune a las que apunta el VIH, y quizá otros virus. Quitar el prepucio probablemente vuelve al pene menos proclive a portar una serie de microbios, indicó el equipo de Wawer.

«Por lo tanto, la circuncisión masculina reduce el riesgo de varias infecciones de transmisión sexual en ambos sexos, y esos beneficios deberían guiar las políticas de salud pública hacia programas de circuncisión masculina neonatal, adolescente y adulta», finalizaron los autores.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí