EN UN VUELO DE AEROLíNEAS ARGENTINAS |

Argentina envía piel a Brasil para asistir a heridos

El ministro de Salud, Juan Manzur, confirmó que el vuelo con el tejido partió esta mañana desde Aeroparque. Contendrá epidermis y membrana amniótica para trasplantar a quienes sufrieron quemaduras graves. 

El ministro de Salud, Juan Manzur, informó que el envío de piel para asistir a los heridos con quemaduras graves tras el incendio de la discoteca Kiss, ocurrida el pasado sábado en Brasil, a 300 kilómetros de la ciudad de Porto Alegre. La carga, que fue transportada esta mañana a partir de las 11, contiene10.000 cm2 de epidermis y 20.000 cm2 de membrana amniótica

El vuelo partió desde el aeroparque metropolitano Jorge Newbery en un avión de Aerolíneas Argentinas rumbo a Porto Alegre por orden de la presidente Cristina de Kirchner y Manzur, en respuesta a la tragedia ocurrida en el local de la ciudad de Santa María, Brasil situada en el Estado de Río Grande do Sul.

El funcionario recordó que “la piel y otros tejidos son obtenidos mediante la donación de órganos, por eso es importante recalcar el rol fundamental que juega en este tipo de siniestros graves, la actitud comprometida de todos los argentinos que han decidido donar los órganos de sus seres queridos, y que hoy nos permite dar una respuesta solidaria al hermano país.”

El titular de la cartera sanitaria dijo que “los tejidos como la piel y la membrana amniótica se utilizan como apósitos biológicos que ayudan a mejorar el proceso natural de recuperación de la piel y protegen al paciente de posibles infecciones, que son las principal causa de complicación en los personas con grandes quemaduras”, explicó.

Manzur dispuso además que el titular del Banco de Tejidos del Hospital Garrahan , Oscar Schwint, viaje acompañando el envío de los insumos, para dar respuesta al pedido formulado en el día de ayer por las autoridades sanitarias brasileñas.

El funcionario recordó que Argentina respondió de manera similar, con el envío de piel y otros insumos ante otras dos catástrofes en países vecinos. El primero, ocurrido en agosto de 2004 en un supermercado de la ciudad de Asunción del Paraguay, en el que fallecieron alrededor de 400 personas. El segundo, ocurrido el 19 de septiembre de 2012 en una refinería venezolana ubicada en Puerto Cabello, en el Estado de Carabobo, al norte de ese país.

Al respecto, el ministro dijo que “en estas desgraciadas situaciones, la integración regional de nuestros países hermanos cobra mucho más sentido y relevancia, porque estamos hablando de salvar vidas, de ayudar con lo más preciado que tenemos, que es la salud de nuestra gente.”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí