LOGRó “EXPONER” AL VIRUS FRENTE AL SISTEMA INMUNE |

Argentino participó de importante avance contra el VIH

Finzi, en el centro, junto a su equipo. (Foto: Diario de Río Negro)

Un equipo de investigadores del centro hospitalario de la canadiense Universidad de Montreal, liderado por el neuquino Andrés Finzi, logró forzar al virus de inmunodeficiencia humana (VIH/sida) a exponer regiones que permiten activar al sistema inmunitario para que elimine la célula infectada, según publicó la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos.

“Trabajando en tubos de ensayo con células de personas con VIH conseguimos forzar al virus a exponer regiones que normalmente esconde: así logramos que el sistema inmunitario mate a sus propias células infectadas», describió Finzi en una entrevista publicada por el Diario Río Negro.

El virus, explicó, «entra en la célula con las glicoproteínas de su envoltura y pone muchísimo esfuerzo para sacar la proteína CD4 de la superficie celular», por interacción con la glicoproteína, que actúa como una «cerradura donde el VIH pone su llave e infecta el sistema inmune de las células para propagarse y generar más virus».

Finzi, de 36 años, es doctor en Virología, lidera el Laboratorio de Entrada Retroviral del hospital universitario de Montreal, donde es profesor en el Departamento de Microbiología, Enfermedades Infecciosas e Inmunología, en el que investiga mecanismo de prevención de la transmisión del VIH.

El investigador, quien reside actualmente en Saint-Bruno, cursó la escuela primaria en Neuquén y secundaria en la Media Nº12; a los 17 años, un programa de intercambio estudiantil lo llevó a Canadá y tiempo después realizó un posdoctorado en Harvard, en Boston.

Al describir el experimento que llevó al equipo a las nuevas conclusiones, Finzi contó que comenzó atacando «células de donantes sanos con virus verdadero que tiene proteínas Nef y Vpu; luego tomamos muestras de sueros de personas con cuatro semanas de infección, y no reconocen las células infectadas (pero) si agrego la molécula CD4-Mimetic, el reconocimiento aumenta».

«Utilizamos también anticuerpos de mucosa vaginal, ya que la mayoría de las transmisiones en el mundo ocurren por relaciones heterosexuales; queríamos saber si sus anticuerpos funcionan en presencia de la micromolécula y la respuesta es sí. Usamos leche de madres infectadas y ocurrió otro tanto al añadir la CD4-Mimetic», indicó.

«En laboratorio, agregamos la molécula, abrimos la flor, los anticuerpos vienen y matan, (lo que) puede ser en el futuro una terapéutica útil para evitar la transmisión y disminuir el número de células infectadas en individuos portadores del VIH-1», dijo.

El equipo liderado por Finzi propone una posible «vacuna con un componente que genere anticuerpos no neutralizantes, combinado con CD4-Mimetics que cambian la conformación de la envoltura, y los anticuerpos ahí sí funcionarán: ahora se está desarrollando en Harvard y se probará en monos».

«Este procedimiento lo desarrollamos en laboratorio y aún no lo probamos en animales, que es el paso siguiente: ver si estas moléculas son tóxicas; si los estudios funcionan, podremos pasar a humanos en un futuro lejano aún», planteó.

«Mientras tanto, la prevención usando preservativo debe ser estimulada por los gobiernos, es fundamental para que no siga aumentando el enorme número de infectados», abogó.

Finzi reivindicó que la información generada por su equipo «puede ayudar a otro investigador a dar un pasito más, como nosotros nos basamos en los que otros dieron».

«Es un esfuerzo global de todos los investigadores para ir hacia adelante buscando la salida correcta: lo que ahora mostramos no se sabía antes», concluyó.

El trabajo, financiado por el Instituto Canadiense de Investigación en Salud, la Fundación Canadá para la Innovación y el Fondo de Investigación de Québec-Santé, fue publicado en la revista científica Proceedings of the National Academy of Sciences.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí