PROYECTO DE LEY |

Australia busca quitarle el último vestigio de “glamour” a los cigarrillos

Sugiere marquillas uniformes verde oliva en donde se oculten la marca y se destaquen los efectos nocivos. Apunta a una dura legislación contra la publicidad de tabaco.

Buscan que los cigarrillos se vendan en paquetes sin marcas y con duras advertencias

El Gobierno australiano presentó ante el Parlamento del país un polémico proyecto de ley para obligar a las empresas tabaqueras a comercializar de manera uniforme cajetillas sin marca ni diseños.

La ministra australiana de Salud, Nicola Roxon, manifestó que se trata de la primera iniciativa en el mundo para remover el último vestigio de «glamour» de los productos tabaqueros.

«La ley requerirá que todos los productos tabaqueros sean vendidos en paquetes simples, sosos y de color oscuro» y además incluirán un «crudo recordatorio» de las muertes por consumo de cigarrillos, dijo Roxon en declaraciones citadas por la agencia local AAP.

La medida, que convertiría a Australia en el país con la legislación más dura en contra de la publicidad del tabaco, obligaría a que todas las marquillas se comercialicen de manera uniforme para todas las marcas en color verde oliva y con gráficos sobre sus efectos sobre la salud.

De aprobarse el proyecto, la ley entrará en vigor el 1 de enero de 2012, aunque las empresas tendrán unos seis meses más para adecuar sus productos a la nueva norma.
La industria del tabaco ha amenazado con llevar a los tribunales si el Gobierno promueve esta medida, que podría costarle miles de millones de dólares en indemnizaciones.

Pero Roxon reiteró que el Gobierno de Camberra está preparado para los eventuales casos porque ya gasta «miles de millones de dólares en el sistema sanitario» y tiene el firme propósito de reducir los efectos nocivos causados por el consumo del tabaco.

La gigante tabacalera Philip Morris comunicó a finales del mes pasado al Gobierno que llevará el caso a los tribunales por considerar que la ley contraviene un tratado bilateral de protección de inversiones con Hong Kong, desde donde comercializa sus productos hacia Australia.

Philip Morris Asia Limited (PMA) y el Ejecutivo de Camberra afrontan un período de negociaciones de tres meses y si no resuelven el contencioso deberán pasar a una instancia de arbitraje internacional.

Unos 15.000 australianos mueren cada año como consecuencia del tabaquismo, un hábito que cuesta anualmente al país unos 31.500 millones de dólares australianos (23.368 millones de euros).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí