INICIATIVA DE LA PRESIDENTE DILMA ROUSSEFF |

Brasil, 100% libre de humo

Tras la sanción de una ley que prohibe en fumar en espacios públicos como privados, el país se convierte en el número 11 en Latinoamérica que prohibe fumar en ambientes cerrados. Estiman que el tabaquismo mata a 200 mil brasileños por año.

Brasil prohibió desde ayer fumar en lugares cerrados públicos o privados tras la sanción de una ley por parte de la primera mandataria Dilma Rousseff. Así lo informó la Presidencia en su blog.

El texto sancionado por Rousseff altera una ley de 1996 que permitía el uso de cigarrillos en «fumódromos», áreas destinadas exclusivamente a ese fin, aisladas o con ventilación.

La norma amplía aún más las restricciones a las publicidades sobre el cigarrillo. A partir de enero de 2016, los mensajes de advertencia sobre los efectos negativos del tabaco en los paquetes, situados actualmente en la parte trasera, deben constar en un 30% del frente, precisó la Presidencia brasileña.

La nueva ley prohíbe asimismo los anuncios sobre cigarrillos en los puntos de venta, «con excepción apenas de la exposición de los referidos productos en los locales».

El ministerio de Salud indicó que el texto prevé asimismo un aumento de los impuestos al tabaco, y fija el precio mínimo de su venta al por menor.

La alícuota del Impuesto sobre Productos Industrializados (IPI) para el cigarrillo fue fijada en 300%, según el sitio G1 del grupo Globo. El gobierno prevé que con estas medidas el paquete de cigarrillos suba de precio un 20% en 2012, para llegar a un aumento de 55% en 2015.

La nueva norma aún debe ser reglamentada por el Congreso para fijar los valores de las multas a los locales que desobedezcan la ley, precisó la Agencia Brasil.

La prohibición de fumar en lugares cerrados ya está en vigor en estados como Sao Paulo, Rio de Janeiro y Paraná, donde fueron aprobadas leyes estatales al respecto.

La ONG Campaña para Niños Libres de Tabaco (Campaign for Tobacco-Free Kids), con sede en Washington DC, se congratuló de la medida y afirmó que ésta convierte a Brasil en «el mayor país del mundo en estar completamente libre de tabaco».

«Aplaudimos a la presidenta Rousseff y al Congreso brasileño por adoptar una acción realmente histórica para reducir el uso del tabaco y salvar innumerables vidas», dijo Matthew L. Myers, presidente de la ONG, en un comunicado.

Según la Campaña para Niños Libres de Tabaco, más de 17% de los adultos del país fuman, y el tabaco mata a 200.000 brasileños cada año. También es responsable del 45% de los ataques cardíacos, 85% de las muertes por enfisema y 30% de los decesos causados por cáncer en el país, afirmó la ONG.

Otras naciones de la región que implementaron leyes para prohibir completamente el consumo de cigarrillos en lugares cerrados públicos o privados son Argentina, Uruguay, Colombia, Panamá, Guatemala, Honduras, Perú, Venezuela, Ecuador y El Salvador.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí