ADIóS A LAS GOLOSINAS Y A LAS GRASAS TRANS |

España abre la guerra a la “comida chatarra” en los colegios

Aprobaron un proyecto para vender sólo alimentos saludables en las escuelas. La obesidad les cuesta por año 2.500 millones de euros.

El gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero le declaró la guerra a la «comida basura» en los colegios: el Ejecutivo socialista español dio hoy luz verde a un proyecto de ley que prohibirá en ese ámbito la venta de alimentos y bebidas que no cumplan con una serie de criterios nutricionales.

De las escuelas se retirarán las golosinas, los snacks, la bollería industrial y los refrescos.
Lo justifican las cifras, según explicó la ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, tras el consejo de ministros: «Uno de cada dos adultos es obeso y uno de cada cuatro adolescentes es obeso o padece sobrepeso, con todos los problemas que esto conlleva».

La Ley de Seguridad Alimentaria y Nutrición, que el gobierno enviará ahora al Congreso de los Diputados, introducirá además por primera vez en la legislación española elementos para la promoción de hábitos saludables de alimentación, así como la prohibición de la discriminación por obesidad, explicó Jiménez.

La obesidad es la segunda causa de muerte evitable en el mundo, después del consumo de tabaco. Y a las arcas públicas españolas, el problema le cuesta 2.500 millones de euros, un 7% del presupuesto del sistema nacional de salud.

Más allá de prohibir la venta de alimentos con un alto contenido en ácidos grasos saturados, grasas trans, sal y azúcares sencillos  en el interior de los colegios», el Ejecutivo prevé prohibir la publicidad de ese tipo de productos en los centros de educación secundaria.

La ley obligará también a la industria a utilizar tecnologías e ingredientes que minimicen el contenido de grasas trans, perjudiciales para la salud. Además se creará un Observatorio de la Nutrición y el Estudio de la Obesidad que irá analizando la situación en España.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí