CONCLUSIONES DEL XXXVI CONGRESO ARGENTINO DE CARDIOLOGíA |

Los argentinos corren más riesgos cardíacos

Los especialistas revelaron que se debe al crecimiento del colesterol, la diabetes y la obesidad en el país. Agregaron que aumentó el número de gente que no realiza actividad física  y que descendió el consumo de frutas y verduras.

Los argentinos corren más riesgos de padecer problemas cardíacos como consecuencia del crecimiento del colesterol, la diabetes y la obesidad en el país, que son los factores que más conllevan a cardiopatías.

Por tal motivo, para los especialistas, las claves para tener un corazón fuerte, sano y duradero son simples: practicar regularmente ejercicio, aunque sea solamente una caminata, comer cinco porciones de verduras o frutas diarias, reducir la sal en los alimentos y no fumar.

A esa conclusión se llegó en el XXXVI Congreso Argentino de Cardiología que se desarrolló en Buenos Aires, después de un contundente informe presentado por el Ministerio de Salud de la Nación, que fue analizado por los cardiólogos más prestigiosos del país.

El pormenorizado estudio, fue realizado por la cartera de salud, en el marco de la 2ª Encuesta Nacional de Factores de Riesgo 2009 para Enfermedades no Transmisibles (ENTs), a 35 mil argentinos en distintas provincias del país, durante los últimos tres meses de 2009.

Entre las principales conclusiones del informe, cuyos datos son comparados con la primera encuesta realizada en 2005, se desprende que creció el número de gente que no realiza actividad física (del 46,2% pasó al 54,9%), que hay menos consumo en la población de frutas y verduras, además de mostrarse un aumento en el consumo de sal en las comidas (del 23,1% al 25,3%).

Eso conlleva, según los especialistas, directamente a un aumento de las cifras de gente con sobrepeso y obesidad (creció del 14,6% a 18% de la población), a la vez que subió el porcentaje de enfermos de diabetes (del 8,4% al 9,6%), o con colesterol alto (27,9% al 29,1%).

Pero no todas las estadísticas resultaron malas en la fotografía que muestra la salud de argentinos en los últimos cuatro años.

Se redujo el consumo de tabaco en menores de 18 años un 2,6% y en mayores de 18 un 3,3%.

También hubo una considerable baja en fumadores pasivos (del 52% al 40,4%), producto de las restricciones al cigarrillo en varios espacios públicos.

Además aumentó la cobertura de obras sociales o privadas (del 64,6% al 74,9%) y en consecuencia, el control de colesterol (72,9% al 76,6%), de glucemia (69,3% al 75,7%) y el de presión arterial en los últimos dos años (78,7% al 81,4%).

«La presentación de la encuesta nacional fue determinante para saber dónde estamos parados y así realizar estudios y campañas para ajustar los puntos flojos en la salud cardiovascular en la Argentina», explicó el doctor Fernando Sokn, médico cardiólogo del Instituto Médico Adrogué y miembro titular de la Sociedad Argentina de Cardiología, que auspicia el congreso internacional.

La encuesta se tomó en la Ciudad de Buenos Aires, Gran Buenos Aires, Rosario, Córdoba, San Miguel de Tucumán, Mar del Plata-Batán, La Plata y Mendoza, sobre aspectos socioeconómicos, salud en general, tabaco, alimentación y controles médicos.

«Los números demostraron que uno de cada diez argentinos tiene diabetes, que hay un 20% de personas con colesterol alto y un 30% de hipertensos. Eso significa que mucha gente desarrollará una enfermedad vascular en los ojos, corazón o cerebro, por ejemplo», agregó Sokn, que determinó que un 20% de los adultos argentinos tiene factores de riesgo cardiovasculares altos.

El especialista recomendó tener una alimentación sana que incluya cinco tipos de frutas o verduras diarias ya que menos del 5% de la población las incluye en sus comidas.

«El creciente sedentarismo en el que vivimos, sentados mucho tiempo frente a una computadora o televisor, sumado a una mala alimentación, refleja que el 50% de los argentinos tiene sobrepeso o sufre de obesidad», indicó el experto.

Además, una de las conclusiones determinantes a la que arribaron los cardiólogos, después de analizar la encuesta de factores de riesgo para enfermedades no transmisibles, es que éstas abarcan más del 60% de las muertes en la Argentina y para 2020 llegarán al 75%.

«Antes las enfermedades infecciosas y las catástrofes naturales como los terremotos abarcaban el grueso de las muertes en el mundo. Pero hoy la gente se muere de enfermedades prevenibles«, concluyó Sokn.

 

Por Leonardo Coscia

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí