EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES |

Organizaciones civiles suman esfuerzos para conseguir ambientes 100% libres de humo

Piden que se agilice el trámite en la legislatura, ya que una restricción parcial deja desprotegidos a los trabajadores gastronómicos y de entretenimiento. Estos empleados sufrirían consecuencias en la salud equivalentes a las de quienes fuman 10 cigarrillos por día.

Organizaciones de la sociedad civil solicitaron a los legisladores porteños que aprueben el proyecto de modificación de la ley de control de tabaco para que la Ciudad de Buenos Aires sea 100% libre de humo de tabaco y todos sus habitantes se encuentren protegidos de la exposición al humo de tabaco ajeno.

Las asociaciones advirtieron que la Ley 1799, de control de tabaco de la Ciudad de Buenos Aires, «no respeta» los estándares internacionales en materia de Control de Tabaco «al permitir la habilitación de espacios para fumar en lugares cerrados de acceso público».

Se han presentado ya tres proyectos para modificar dicha ley en la Legislatura y el Poder Ejecutivo de la Ciudad ha instalado una campaña con el mismo fin. Frente a este consenso, distintas organizaciones se dirigieron a los legisladores solicitándoles agilidad en el trámite parlamentario para comenzar cuanto antes a proteger la salud de todos los ciudadanos y ciudadanas, especialmente la de los trabajadores de los sectores gastronómicos y de entretenimiento que son los más afectados por las leyes de restricción parcial como la porteña.

Estas entidades son la Alianza Libre de Humo de Tabaco Argentina (ALIAR), la Unión Antitabáquica Argentina (UATA), Fundación Interamericana del Corazón – Argentina (FIC Argentina), Fundación Cardiológica Argentina (FCA), Asociación Argentina de Tabacologia (AsAT), Liga Argentina de Lucha contra el Cáncer (LALCEC), Latinoamérica Respira Diferente (LARED), Sociedad de Neumonología y Tisiología de la Provincia de Buenos Aires, Sociedad Argentina de Periodismo Médico (SAPEM).

Las organizaciones expresaron que la evidencia científica es contundente: las leyes de ambientes 100% libres de humo de tabaco son una herramienta fundamental para garantizar el derecho a la salud de toda la población. Mientras que las normas de restricción parcial como la porteña cristalizan una situación de injusticia.

Al permitir áreas para fumar en ciertos espacios, se generan condiciones laborales insalubres para un grupo importante de trabajadores como lo son los empleados gastronómicos y de salas de juego. Quedando excluidos de la protección sufren graves consecuencias para su salud, equivalentes a las que sufren los fumadores de hasta 10 cigarrillos diarios.

Las organizaciones solicitaron «la pronta modificación de la ley vigente para garantizar el derecho a la salud de todas las personas que viven y trabajan en la Ciudad». Además, destacaron que «quienes se desempeñan en bares, restaurantes y salas de juego están expuestos a altos niveles de humo de tabaco, lo que genera un aumento de riesgo del 25% de padecer cáncer de pulmón e infarto de miocardio, entre otras enfermedades».

Investigaciones desarrolladas en Argentina y el mundo, corroboran que solo las leyes 100% libres de humo de tabaco protegen la salud. En este sentido un estudio desarrollado por el Ministerio de Salud de la Nación ha demostrado un descenso del 28% de las internaciones hospitalarias por infartos de miocardio en la provincia de Santa Fe, al año de entrada en vigencia la ley de ambientes libres de humo, en tanto que dicho efecto no fue observado en la Ciudad de Buenos Aires.

Buenos Aires podría sumarse a la larga lista de provincias y ciudades que adoptaron una restricción total de tabaco y favorecer la puesta en marcha de la ley nacional de ambientes 100% de humo que ya cuenta con media sanción en el Senado de la Nación.

En la actualidad nueve provincias (Córdoba, Santa Fe, Tucumán, Neuquén, Mendoza, Entre Ríos, Santiago del Estero, San Juan y San Luis) y numerosas ciudades como Bahía Blanca, Cipoletti, Puerto Madryn y Corrientes, entre muchas otras, cuentan con esta legislación, no habiéndose registrado problemas de cumplimiento ni mermas en los ingresos de bares, restaurantes y salas de juego.

 
A nivel regional todas las grandes ciudades ya son 100% libre de humo, como San Pablo, Río de Janeiro, Ciudad de México, Bogotá, Lima, por lo que Buenos Aires se sumaria así a una iniciativa de salud pública en la que ya han avanzado las ciudades más importantes de la región y el mundo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí