HABíA ENGORDADO TRAS SU DIVORCIO |

Pudo bajar más de 40 kilos gracias al sexo

“La mujer más gorda del mundo” según el Libro Guinnes de los Récords halló una forma original para combatir la obesidad: prolongadas rutinas íntimas con su exmarido. Había obtenido el título con 330 kilos, pero ahora pesa 285.  

Pauline Potter y su exmarido.

Pauline Potter batió un récord no muy envidiable: tras haber alcanzado un peso de 330 kilos, el Libro Guinnes la declaró “la mujer más gorda del mundo”. Cansada de su obesidad, esta estadounidense encontró una manera original para darle batalla: sesiones maratónicas de sexo con su exmarido.

La mujer, que vive en Sacramento, California, ganó el título mundial tras haber subido 127 kilos luego de su divorcio. Al hacerse eco de la noticia, su expareja, de nombre Alex, volvió a sus brazos. Gracias a que “la chispa se encendió otra vez” , Potter consiguió bajar cerca de 44 kilos.

«No me puedo mover mucho en la cama, pero quemo 500 calorías por sesión”, aseguró a la revista Closer, a la par que detalló: “No había tenido sexo por tres años, pero lo hicimos seis veces”.

Actualmente, Alex vive en Arizona, pero visita a Potter dos veces al mes durante cuatro días para ponerse al día. “Es difícil acomodar a Pauline y hallar sus áreas erógenas porque tiene demasiada grasa en la pelvis, pero me excita saber que está satisfecha” dijo el hombre a la publicación.

En la actualidad, Potter pesa 285 kilos y puede pararse nuevamente, algo que era impensable en septiembre, cuando entró al Libro Guinnes. Para complementar los ejercicios, la mujer también optó por adoptar una alimentación más saludable.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí