QUEDó SORDO A LOS DOS MESES |

Tras cuatro años de hipoacusia por meningitis, niño podrá volver a escuchar

Recibió un implante coclear gratuito en el hospital El Cruce de Florencio Varela. La primera prueba de funcionamientos arrojó resultados positivos. 

León junto a su mamá, tras recibir el implante.

León, un niño de 4 años que había quedado sordo por una meningitis, podrá volver a escuchar tras recibir un implante coclear gratuito en el hospital “El Cruce” de Florencio Varel. La primera prueba de funcionamiento arrojó resultados positivos.

“A los dos meses a León le agarró una meningitis por la bacteria neumococo y así de chiquito lo tuve que tener casi tres meses internado”, contó su mamá, Yésica Touseda.

Tras atravesar la enfermedad, el pequeño recibió el alta de una clínica privada con medio cuerpo paralizado, hidrocefalia secundaria y un leve retraso madurativo, todo esto como consecuencia de la enfermedad bacteriana. “Pero nadie nos dijo que no iba a escuchar”, recordó Yésica.

Sin embargo, ella y su padre observaban que el bebé no reaccionaba a los ruidos y su sordera. le impidió también aprender a hablar.

Luego de hacer múltiples consultas, la mamá dio con el diagnóstico de hipoacusia en ambos oídos y, tras las evaluaciones de rigor, se convirtió en el 22º niño en recuperar la audición en el marco del Programa de Detección Temprana y Atención de la Hipoacusia del ministerio de Salud de la Provincia.

Con la llamada “prueba de respuesta neural”, que se le hizo antes de salir del quirófano, se sabe que en un mes, cuando el responsable de la cirugía Daniel Pérez Gramajo encienda el implante, el pequeño comenzará a escuchar después de años de silencio.

Caso difícil

A causa de no haber sido diagnosticado de inmediato, León sufrió una osificación de uno de los oídos, que es lo que ocurre cuando el “caracol” auditivo se cierra y no es posible colocar los electrodos, que son parte del implante coclear.

 “Por eso la operación se complicó y nos llevó seis horas en quirófano”, explicó Pérez Gramajo, y agregó que “por suerte la osificación sólo afectó a un oído y en el otro pudimos colocar el implante”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí