SEGúN INFORME DE SAVE THE CHILDREN |

Un millón de bebés al año mueren en su primer día de vida

Al menos un millón de niños en el mundo mueren cada año en su primer día de vida y los  peores índices se dan en Pakistán, Nigeria, Sierra Leona, Somalia, Afganistán y Sudán del Sur, de acuerdo a un informe de la organización no gubernamental internacional Save the Children.

Según la entidad con sede en Londres, la mitad de esas muertes podría evitarse si las madres tuvieran acceso a  servicios de salud, por lo que calificó de «criminal» el número de niños que fallecen debido a la falta de parteras y exhortó a los gobiernos a actuar en forma inmediata.

«Es preciso que se tomen acciones urgentes para poner fin a este número aterrador e inaceptable de muertes, que podría ser reducido a la mitad si se proveyera de asistencia sanitaria básica gratuita y servicios de parteras», destacó el informe.

En el documento presentado hoy, el grupo estima que al menos 40 millones de mujeres dan a luz cada año sin ayuda de parteras o personal médico entrenado. Y de ese total, dos millones dan a luz completamente solas.

Además, informó que muchos de los bebés que mueren en su primer día de vida fallecen por complicaciones en su nacimiento, en gran medida por el trabajo prolongado de parto de las madres o infecciones, todos problemas evitables.

En ese sentido, señaló que bastaría invertir cinco dólares extra por cada persona para asegurar el entrenamiento de suficientes parteras.

Entre los países que registran el mayor número de muertes de bebés en su primer día de vida se encuentran Pakistán, Nigeria, Sierra Leona, Somalia, Afganistán y Sudán del Sur. En esta última nación africana se estima que al menos 5.000 niños mueren cada año en sus primeras horas de vida.

Justin Forsyth, director ejecutivo de Save the Children, afirmó que las primeras 24 horas de un bebé «son las más peligrosas».

«Demasiadas madres en el mundo dan a luz solas en el suelo de sus casas o en el monte sin ayuda básica», destacó el experto.

«Hay historias de terror de madres que deben caminar por horas durante el trabajo de parto para ser ayudadas por parteras, y en muchos casos estas historias terminan en tragedia», agregó.

El informe de Save the Children indicó que además del millón de bebés que mueren en su primer día de vida, 1,2 millones de recién nacidos fallecen durante el trabajo de parto.

En 2012, 2,9 millones de muertes ocurrieron durante las primeras cuatro semanas de vida del bebé, que representa dos de cada cinco muertes de recién nacidos.

«A pesar de un rápido avance internacional, que ha ayudado a reducir en gran medida la mortalidad infantil en la última década, 18.000 niños menores de cinco años mueren cada año, en su mayoría por enfermedades evitables», indicó el reporte.

La ONG británica exhortó a políticos, filántropos, y aquellos a cargo de compañías de sanidad y farmacéuticas internacionales a comprometerse a un plan de cinco puntos «de promesa al recién nacido».

El proyecto obligaría a los gobiernos a combatir las muertes neonatales y garantizar que para 2025 cada nacimiento sea supervisado por una partera entrenada.

La entidad benéfica también quiere que los países en desarrollo aumenten su gasto de Sanidad para la Organización Mundial de Salud (OMS) a un mínimo de 67 dólares por persona, y que suspendan cualquier costo por cuidados de maternidad y neonatal.

«La escala y desigualdad de los índices de mortalidad de recién nacidos deben ser resueltas. Los cambios incrementales que estamos viendo actualmente no pueden poner fin a todas las muertes evitables de niños y madres dentro de un marco de tiempo aceptable. Es hora de tomar acciones urgentes ya», concluyó el documento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí