ATENCIóN MUJERES |

Cómo detectar el VPH y prevenir el cáncer de cuello de útero

Claves para prevenir el cáncer de cuello de útero

El Virus del Papiloma Humano (VPH por sus siglas en inglés) es un virus que puede desarrollar cáncer de cuello uterino, uno de los más prevenibles hasta el momento.

La Dra. Sandra Magirena en una entrevista en el programa Dr. C, del Dr. Guillermo Capuya, explicó todo lo que hay que saber sobre el comportamiento de este virus y su incidencia en el desarrollo del cáncer en mujeres y hombres.

“Si bien el HPV tiene muchos serotipos, algunos de ellos pueden afectar las mucosas de la bulba, la vagina, el ano, el cuello del útero, el pene, pueden producir verrugas o lesiones premalignas y en algunos casos cánceres en esos lugares”, afirma la Dra. Magirena. “Es un virus que le gusta las mucosas y que se transmite por contacto mucosa a mucosa”, agrega.

“Casi un 90% de la población tiene o ha tenido HPV, por eso no hay que alarmarse pero sí tratar de detectarlo en forma temprana para evitar que las lesiones lleguen a producir cáncer”, sostiene Magirena. “No es virus que haya sido descubierto recientemente, pero sí se detectó hace poco tiempo la relación entre el HPV y el desarrollo de cáncer de cuello”, afirma.

 

¿Cómo se transmite?

La Dra. Magirena relata que “se transmite de mucosa a mucosa, es decir, de boca a ano, de boca a bulba, de bulba a pene, de pene a bulba, de bulba a bulba y también de boca a boca. Esto último es importante destacar porque a veces los jóvenes piensan que no tienen relaciones sexuales pero tienen sexo oral y eso también es un foco de contagio. También puede transmitirse desde la piel (la piel del escroto o de las manos) por eso se recomienda el uso del preservativo, aunque éste no cubre al 100% porque el virus puede estar en otra parte de la piel”, sostiene la especialista.

 

¿Cómo se desarrolla?

“Hay que tener presente que el cáncer de cuello de útero es la segunda causa de muerte por cáncer que tienen las mujeres (la primera es por cáncer de mama)”, alerta Magirena. “Cuando una mujer tiene una infección por HPV, supongamos que 100 mujeres se infectan, la mayoría se va a autocurar por su propio sistema inmunológico, pero un pequeño porcentaje va a quedar con el virus persistiendo adentro de sus células, y dentro de este pequeño grupo, algunas mujeres van a desarrollar cáncer de cuello. El período de desarrollo de cáncer de cuello es muy largo.

 

¿Cómo prevenirlo?

“Lo más importante para prevenir el HPV es la vacunación en edades tempranas y el cuidado personal a la hora de tener relaciones sexuales. Hay que evitar que el HPV entre al tracto genital. Desde el 2011, en Argentina se estableció la vacunación contra el HPV para niñas y niños a partir de los 11 años. Se determinó esa edad porque es antes de que empiecen a tener relaciones sexuales y por lo tanto, antes de que entren en contacto con el virus”, afirma la ginecóloga.

 

¿Cómo se detecta?

Hay dos formas de detectar HPV. Una es a través del Papanicolau, que es un examen donde se toman algunas células del fondo de la vagina, que es donde está el cuello de la matriz. Se pueden extraer con una espátula directamente de adentro de la vagina o por medio de un espéculo, que el ginecólogo introduce adentro de la vagina y de paso realiza una colposcopía. Por este medio lo que se detecta es una célula que está infectada por el virus del HPV. Esto no quiere decir que haya cáncer”, agrega Magirena.

También hay un test de VPH que por medio de un hisopo detecta la presencia del genoma viral. Es altamente sensible pero no es muy específico. La forma más precisa de detectar HPV es a través de una biopsia.

 

¿Qué hay que hacer después de este diagnóstico?

Si se encuentran células con HPV probablemente haya que completar con una colposcopía para ver el cuello del útero y tomar una biopsia (que es una muestra más grande) para determinar si hay HPV solamente en el epitelio, o si hay lesiónes premalignas o si hay un cáncer de cuello.

 

¿Una persona se puede vacunar más tarde?

“Hay que entender que el comportamiento viral del HPV presenta 200 serotipos y solamente algunos están vinculados con el cáncer de cuello. La vacuna contra el HPV previene contra dos de los serotipos más frecuentes encontrados en el cáncer de cuello, lo que implica que una persona por más que esté vacunada no tiene que dejar de cuidarse y que si alguien ha estado en contacto con el HPV porque inició su vida sexual se podría vacunar para reforzar su inmunidad. La indicación es que se puedan vacunar antes de que entren en contacto con el virus, por eso se tomó la edad de corte a los 11 años”.

 

¿Qué hacer ante la presencia de verrugas?

“Las verrugas pueden aparecer en la superficie externa de la vagina, o en la boca, en los dedos. En general, la cepa viral que produce verrugas no es la oncogénica, aunque en medicina no hay nada exacto. La mayoría de las cepas que producen cáncer son las que están en el tracto interno, o en la bulba. El diagnóstico certero es la biopsia y a partir de allí se determina el tratamiento”, explica Magirena. Hay que tener en cuenta que casi en el 100% de los cánceres de cuello está involucrado el HPV.

 (VEA LA NOTA COMPLETA)

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí