BELLEZA |

Superalimentos: también buenos para la salud de la piel

Cada vez son más usados en formulaciones dermocosméticas, como cremas y máscaras. Se destacan sus propiedades antioxidantes y antiinflamatorias. ¿Cuáles son los más poderosos?

Los superalimentos, también usados en dermocosmética. (Fotos: Pixabay)

Desde hace algunos años, se prestó más atención a que la alimentación estuviera vinculada a la salud. Así se descubrió que algunos alimentos son especialmente importantes para el fortalecimiento del sistema inmune. Son los que conocemos como superalimentos. ¿Sus beneficios? Sobre todo, su poder antiinflamatorio y antioxidante, a los que se agrega el valor de nutrientes específicos como aminoácidos, minerales y vitaminas.

 

¿Y para la piel?

 

¡Todos esos nutrientes son buenos para la piel! Y dado que el aporte de bionutrientes de los alimentos que llega a través del torrente sanguíneo es mínimo, se consiguen excelentes resultados si se aplican en forma tópica.

Para incluir estos ingredientes en productos cosméticos, quienes formulamos tenemos que tener en cuenta las combinaciones que brinden mayores beneficios a la piel. Además, este tipo de productos requiere de un cuidado especial al definir las texturas, los colores y los aromas.

La inclusión de bioingredientes provenientes de los superalimentos en productos cosméticos es un nuevo concepto de belleza que se basa en una perfecta combinación entre ciencia, tecnología y componentes naturales como vitaminas, minerales y antioxidantes que refuerzan el sistema inmunológico y aportan beneficios a la piel.

 

Algunos de los superalimentos que aportan mayores beneficios a la piel son:

 

Matcha. Es un polvo verde brillante muy popular en la cultura japonesa que se obtiene a partir de un proceso de maduración, secado y molienda de las hojas del té verde que enriquece e intensifica las propiedades naturales del té verde y transforma al matcha en un superalimento que proporciona numerosos beneficios.

  • Tiene un alto contenido de EGCG –catequinas– modulador de los precursores de GABA.
  • Hidrata.
  • Refresca la piel agredida.
  • Ayuda a proteger la piel del daño ambiental.
  • Ayuda a retrasar el envejecimiento natural de las células de la piel.

 

Turmeric / Cúrcuma. Planta herbácea de la familia del jengibre. De su raíz se extrae el polvo de color amarillo subido que se utiliza en todo el mundo como condimento y que es el que le da su color característico al curry. Es el ingrediente más importante de la bebida conocida como Golden Milk –leche dorada–, que proporciona numerosos beneficios a la salud. Tiene un alto contenido de polifenoles.

 

  • Tiene propiedades despigmentantes y antisépticas.
  • Aporta hidratación a la piel.
  • Ayuda a disminuir arrugas y a prevenir su aparición.
  • Ayuda a retrasar la aparición de flacidez.

 

Frutos rojos. Entre ellos están las frutillas, los arándanos, las moras y las frambuesas. Tienen una alta capacidad de proteger la piel frente a los procesos oxidativos. Contienen hierro, betacaroteno, licopeno, flavonoides y Vitaminas A, B1, C, D y E.

Cacao.  Es el fruto de una planta originaria de América del Sur. Tiene propiedades antioxidantes y tonificantes. Contiene proteínas, oligoelementos, arginina, cafeína, flavonoides y polifenoles.

  • Ayudan a minimizar y prevenir la aparición de arrugas.
  • Ayudan a tonificar los tejidos.
  • Proporcionan una hidratación inmediata y prolongada.
  • Ayudan a neutralizar los radicales libres.
  • Contribuyen a la oxigenación celular.

 

Arroz. Es un cereal considerado el alimento básico de muchas culturas culinarias. En cosmética, se lo utiliza desde la Antigüedad como suavizante, revitalizante y regenerador, y también como polvo para darle a la piel un tono nacarado. En nuestra época es conocido por su poder exfoliante. Contiene Vitamina E y vitaminas del complejo B, fósforo y potasio.

Tagua. Si bien no es un superalimento, esta semilla de una palmera originaria de los bosques tropicales de la región del Pacífico, especialmente Panamá, Colombia, Ecuador y Perú, se transformó en el ingrediente preferido para formular exfoliantes, en reemplazo de los microplásticos que contaminan el medioambiente. Es un ingrediente orgánico, vegano y sustentable.

  • Ayudan a eliminar las células muertas e impurezas.
  • Contribuyen a la regulación del pH de la piel.
  • Disminuyen el exceso de producción de sebo.

 

*La doctora Patricia Dermer es fundadora de Lidherma.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí