Clínica
La herramienta clínica más utilizada para detectar problemas

Qué se escucha con el estetoscopio que alerta a los médicos

Los médicos suelen usar el estetoscopio para examinar el cuerpo de sus pacientes y “escuchar” todos los órganos. Qué revelan esos sonidos.



El estetoscopio, la herramienta médica más utilizada en los consultorios, se inventó hace 200 años. Le permite al médico escuchar todos los sonidos del cuerpo y alertar sobre posibles problemas.

Fue creado en 1816 por el médico francés René Laënnec, el inicial tubo de madera evolucionó hasta convertirse en la membrana con los dos tubos de goma que conocemos ahora.

Laënnec dijo que su aparato servía para "auscultar los sonidos del pecho y otras partes del cuerpo".

 

Para qué sirve el estetoscopio

“Es un instrumento fundamental para la medicina clínica, pues permite hacer diagnósticos basados en el examen físico, que incluye la inspección u observación, palpación, percusión y auscultación. En este último es donde participa el estetoscopio", revela a BBC Mundo José Carlos Cueto González, médico especialista en neurología pediátrica en la Universidad La Salle, en México.

El estetoscopio orienta el diagnóstico como presunción y dice qué pruebas hacer", añade el doctor.

 

Mucho más que latidos

Cuando te hacen una auscultación cardíaca, están escuchando tu corazón. O mejor dicho, los ruidos cardíacos que se producen con los cierres de las válvulas o en el comienzo de las grandes arterias.

Hay cuatro ruidos cardíacos, aunque no siempre se perciben todos. 

 

Los pulmones "hablan" 

Otro órgano que los médicos escuchan con atención con el estetoscopio son los pulmones y el aire que pasa a través de ellos.

Al escuchar los ruidos respiratorios -los que se producen en las estructuras de los pulmones durante la respiración- pueden obtener mucha información sobre ellos. Para ello deslizan el aparato por varias partes del tórax.

Los ruidos pulmonares normales ocurren en todas partes de la zona torácica; por ejemplo, encima de la clavícula y la parte inferior de la parrilla costal, y en ese proceso, el médico puede detectar ruidos respiratorios anormales.

En relación a lo respiratorio, con la auscultación se puede diagnosticar si hay ruidos o no y hacia qué orientan éstos", cuenta el doctor Cueto Gondález.

"El ruido normal del pulmón se llamamurmullo vesicular y es como el viento atravesando un bosque. La ausencia de él puede indicar un derrame pleural (acumulación de líquido), una neumonía (la infección de uno o varios pulmones) o un posible enfisema (daños en los sacos de aire de los pulmones)".

"Si aparecen otros ruidos, como estertores (pequeños ruidos chasqueantes al inhalar), sibilancias (ruidos chillones por vías respiratorias estrechas) o estridor (similar a las sibilancias), pueden sugerir en el mismo orden neumonía, asma o trastornos en la laringe".

 

Ruido en el estómago

Los sonidos abdominales son los ruidos producidos por los intestinos.

Como los intestinos son huecos, los sonidos cuando impulsan alimento hacen eco a través del abdomen, así como se escucharía el agua pasando por unas tuberías. Por eso a veces te "suenan" las tripas (la palabra técnica es "borborigmos").

La gran mayoría de esos sonidos son normales; simplemente significan que el tubo digestivo está funcionando. Sin embargo, algunos sonidos abdominales anormales pueden indicar un problema, desde líquidos y gases, hasta obstrucciones y bloqueos. Y se pueden escuchar con un estetoscopio.

Al auscultar el abdomen, el doctor puede saber también si la fuerza, tono o regularidad de los ruidos estomacales es adecuada o si tu actividad intestinal ha disminuido.

"En el abdomen buscamos si los ruidos hidroaéreos (borgoritmos) están aumentados, disminuidos o ausentes, y su localización nos puede orientar a una obstrucción intestinal o a un proceso inflamatorio tipo apendicitis", cuenta el pediatra.

 

 

Dejá tu comentario