ANOSMIA |

Covid-19: científicos descifran las causas de la pérdida de olfato

El virus de la covid puede infectar las células de la mucosa olfativa durante por lo menos seis meses, lo que explica la persistencia de la anosmia en algunos pacientes cuando ya no queda ningún rastro de infección en otros tejidos del organismo, según una investigación del Instituto Pasteur de París.

Se descubrió el motivo de la pérdida de olfato por Covid-19 (Foto: Pixabay)

La alteración del sentido del olfato afecta aproximadamente a la mitad de los pacientes que contraen Covid-19 –aunque los porcentajes varían según la gravedad de la infección y según cómo se mida la anosmia en los estudios–. La mayoría de afectados recuperan progresivamente el olfato en las semanas siguientes. Pero menos de la mitad lo ha recuperado completamente al cabo de seis meses, según un estudio del hospital Guy’s de Londres.

La mucosa olfativa es el tejido en que el sistema respiratorio está en contacto directo con el sistema nervioso central. Investigaciones anteriores han demostrado que el coronavirus puede infectar neuronas en el cerebro. Sin embargo, “la vía de entrada del SARS-CoV-2 en el sistema nervioso central aún se desconoce”, escribe el equipo del Instituto Pasteur en la revista Science Translational Medicine , donde ha presentado sus resultados.

En busca de respuestas, los investigadores han analizado la mucosa olfativa de siete pacientes que habían perdido recientemente el olfato tras contraer el coronavirus. Han estudiado a otros cuatro pacientes que seguían teniendo anosmia entre 110 y 196 días después del inicio de síntomas (entre tres meses y medio y seis meses y medio, aproximadamente). Los once fueron casos de covid leve que no necesitaron hospitalización. La investigación se ha completado con experimentos en hámsters para comprender cómo el virus llega al cerebro.

La mucosa olfativa se confirma como una vía de entrada del coronavirus en el cerebro

Los resultados muestran que, en personas que han contraído la covid recientemente y que han perdido el olfato, el virus invade las neuronas y otros tipos de células de la mucosa olfativa. La infección lleva a la inflamación del tejido y a la destrucción de las células infectadas. En casos de anosmia severa, se observa una desaparición completa de neuronas olfativas maduras y una pérdida de las neuronas inmaduras que deben sustituirlas.

En cuanto a personas con anosmia persistente, se ha observado que el coronavirus sigue encontrándose en cantidades altas en células de la mucosa olfativa. Todas ellas presentan además una inflamación de esta mucosa. Sin embargo, un paciente que tenía el coronavirus pero no inflamación ha recuperado el olfato, lo que indica que la anosmia persistente está relacionada con la inflamación del tejido.

Los experimentos con hámsters indican que la pérdida de olfato se mantiene hasta que se elimina el virus de la mucosa olfativa y remite la inflamación. Confirman además que la mucosa olfativa es una vía de entrada del coronavirus al sistema nervioso central.

Todos los pacientes que seguían teniendo el virus en la mucosa olfativa meses después de contraer la infección dieron negativo en la PCR de diagnóstico convencional, basada en una muestra nasofaríngea. La investigación no aclara si, al tener aún el virus en el sistema olfativo, podían contagiar la covid a otras personas. El equipo del Instituto Pasteur defiende “ampliar estas investigaciones a un grupo más amplio de pacientes, con diferentes grados de pérdida de olfato”.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí