COVID-19
Enorme desafío

Covid-19: cómo será la distribución de las vacunas



Según la OMS, más de la mitad de las vacunas se desperdician a nivel mundial por problemas en la logística y en el control de temperatura. En un momento como el presente, con vacunas que no llegan a producirse para abastecer la enorme y urgente demanda, el cuidado de estos aspectos cobra una vital importancia.

Si bien está previsto que el gobierno nacional adquiera vacunas de distintos laboratorios, donde las especificaciones de temperatura para almacenamiento y distribución varían, la campaña de vacunación ha comenzado con la Sputnik V.

Actualmente existen 3 tipos de vacunas y requieren diferentes tratamientos de la cadena de frío:

 

• Cadena a -70°C (ultra frío): vacuna de Pfizer

• Cadena a menos de -18°C (congelados): Sputnik V

• Cadena entre 2° y 8°C (refrigerados): AztraZeneca – Oxford

 

En nuestro país, varios operadores logísticos de vacunas, medicamentos e insumos hospitalarios cuentan con sistemas de refrigeración y conservación en frío, estrictos protocolos y capacidad de logística federal, pero con seguridad muchos gobiernos provinciales podrían afrontar el tema en forma independiente.

 

Para ello es importante tener en cuenta:

En el caso del almacenamiento de la vacuna Sputnik V resulta fundamental incorporar cámaras de refrigeración tipo Reefer que permiten mantener la temperatura a -20°C, las cuales deben ser monitoreadas las 24 hs., y poseer un sistema de alarma automático para alertar cualquier desvío. Asimismo, deberían estar conectadas a generadores eléctricos de emergencia para prever cualquier contingencia (alcance de límite de temperatura, falla en el suministro eléctrico, etc).

En cuanto a la distribución, se debe desarrollar un sistema que asegure la temperatura por debajo de los 18 grados. La opción más utilizada a nivel global consiste en la implementación de cajas térmicas (habitualmente denominadas conservadoras) de poliestireno expandido o material aislante similar, con geles de cambio de punto de fusión o PCM (Phase Change Material) más hielo seco. Esta solución permite mantener la temperatura buscada por hasta 96 hs. desde que las dosis se retiran de la cámara hasta que se entregan en el centro de vacunación. Cabe destacar que los geles PCM utilizan el principio físico de cambio de fase, que permite mantener la temperatura en forma contante a -18°C por largos períodos de tiempo mientras la sustancia realiza el cambio de estado de sólido a líquido.

La validación de cadena de frío es muy importante porque permite a los centros de vacunación conservar las vacunas sin necesidad de disponer de freezers para almacenarlas. Para ello, realizamos ensayos contantemente en cámaras variando la temperatura ambiente, pasando de 20 a 35 grados, simulando así los diferentes climas que se podrán encontrar en nuestro país.

Un punto crítico en el proceso logístico radica en la trazabilidad de las vacunas. En este sentido, se recomienda la utilización de termómetros infrarrojos y dataloggers para controlar y asegurar que la cadena de frío se mantiene en los valores necesarios durante el proceso de distribución.

Un estudio reciente de DHL y McKinsey sugiere que una vacuna fría estaría al alcance de aproximadamente 2.500 millones de personas en 25 países, quedando excluidas muchas regiones de África, Asia y Sudamérica donde no abundan los congeladores capaces de mantener temperaturas extremadamente frías. En el caso de nuestro país, las provincias de Córdoba, Corrientes, Jujuy, Tucumán, Misiones, Río Negro, Entre Ríos, Mendoza, San Luis, Santa Fe, Catamarca, Santiago del Estero y Santa Cruz ya recibieron la segunda tanda de vacunas Sputnik V para continuar los operativos de inmunización destinados a los trabajadores de la salud.

“Estamos convencidos que si las autoridades de cada provincia trabajan de manera multidisciplinar cumpliendo los estrictos protocolos necesarios para el correcto almacenamiento y transporte de las vacunas a cada punto del país, capacitando al personal de salud en la gestión de este tipo de vacunas, los argentinos podrán ser inmunizados sin ningún tipo de inconveniente en los plazos previstos por el gobierno nacional.” dice el Ingeniero Diego González, el director de Logística de Droguería del Sud.

 

Dejá tu comentario