COVID-19
Dos acciones complementarias

Día del lavado de manos: la importancia de limpiar y desinfectar



El 15 de octubre es el Día Mundial del Lavado de Manos, y se pone el foco en la concientización de lo importante que son las prácticas de saneamiento e higiene, especialmente de los niños y niñas, sobre todo en momentos claves como antes de cocinar o preparar alimentos, antes de comer y después de ir al baño o de limpiar a un bebé.

Un gesto tan simple como lavarse las manos con agua y jabón puede ser determinante para la supervivencia de millones de personas. Una correcta limpieza es capaz de eliminar los microorganismos que pueden producir enfermedades. Este 2020, con la llegada de lA Covid-19 a nuestras vidas, esto quedó demostrado.

Pero hay algo más de lo que podemos hablar si pensamos en las buenas prácticas de higiene y saneamiento: la limpieza y desinfección son necesarias en cualquier ámbito. Aunque parecen lo mismo, es necesario entender la diferencia para hacer las cosas bien.

Limpieza, es la acción de quitar la suciedad de determinada superficie, pero esto no significa que eliminemos los gérmenes. Usualmente, se utiliza jabón, detergente o algún limpiador con agua. Además, la temperatura del agua y el modo de la limpieza aumenta o disminuye la eficacia. Es por ello que limpiar no implica necesariamente una eliminación exhaustiva de las bacterias o virus, pero sí disminuye el número de microbios.

Para desinfectar, en cambio, se deben usar productos de limpieza desinfectantes, que serán los que ayudarán a deshacernos en las distintas superficies u objetos de aquellos microorganismos que allí se encuentren. La desinfección generalmente se logra mediante la utilización de productos químicos aprobados que matan a los microorganismos.

Hay que entender que no se puede desinfectar sin previamente limpiar, ya que los productos que se utilizan para desinfectar no actúan completamente sobre superficies sucias. En estos momentos en los que la desinfección es vital, empresas, particulares e instituciones han visto lo importante que es desinfectar todo tipo de superficies y objetos a los que antes no hubieran prestado atención, como suelas de zapatos, celulares, mesas, teclados, picaportes.

En cualquier ambiente es fundamental la desinfección, más allá del uso de diferentes medios de protección como tapabocas o alcohol en gel. Y hay que prestarle especial atención a las zonas comunes o de lugares que muchos pueden tocar como sanitarios, puertas de ingreso, llaves de luz, y canillas, entre otros.

 

Tips de limpieza de la mano

 

Es muy importante lavarse las manos con agua y jabón luego de terminar la limpieza. Existen en el mercado productos que, además de limpiar, pueden desinfectar, como los limpiadores generales clorados o con bactericidas en sus componentes. Además:

1- Agua y detergente son elementos adecuados para la limpieza general, siempre que se realice la apropiada fricción.

2- Es clave usar los productos de limpieza siguiendo las instrucciones del fabricante, ya que su uso indebido puede ser peligroso o nulo de efectividad. Por ejemplo, no diluir si no lo especifica o no mezclar con otros productos.

 

3- Para la limpieza de la superficie, desinfectar con una solución de 10 ml (2 cucharadas soperas) de lavandina (con concentración de 55 gr/litro) en 1 litro de agua. En caso de utilizar una lavandina comercial con concentración de 25 g/l, colocar el doble volumen de lavandina para lograr una correcta desinfección. Es importante preparar la solución el mismo día que se usa para que no pierda poder desinfectante.

4- Para los teléfonos celulares, pantallas o teclados de computadoras, superficies que pueden dañarse con la limpieza a base de soluciones de agua con detergentes o lavandina, y en caso de ser aptos a limpieza con alcohol, utilizar solución alcohólica al 70%. De lo contrario utilizar productos aptos para ese fin. Es recomendable siempre ver las sugerencias del fabricante y destinar un paño sin pelusas para este fin. Una vez finalizada la limpieza, lavar el palo y las manos.

5- Es muy recomendable colocar bandejas sanitizantes en la puerta de la casa o de los espacios de trabajo antes del ingreso. En caso de no contar con una, colocar un trapo humedecido con desinfectante.

*Nicolás Pereira es Socio Gerente de Interlim Argentina.

Dejá tu comentario