LA DECISIóN REDUCIRíA UN 49% DE LOS DECESOS |

EEUU: extienden la vacunación contra la tos convulsa a embarazadas

Lo decidió un comité asesor de los CDC ante el aumento de casos en recién nacidos. La mayoría de ellos se contagian de sus madres. 

El Comité Asesor de Inmunizaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) decidió ampliar la indicación y vacunar a las mujeres contra la tos convulsa en cada embarazo, independientemente del intervalo entre ellos. Lo decidió la semana pasada debido a que en el adulto, el período de protección es más corto y por el aumento de casos entre niños de menos de seis meses de vida.

A pesar de contar con una vacuna para la enfermedad, también llamada coqueluche, el número de casos en chicos aumentó de manera significativa en EEUU durante los últimos años. En el transcurso del 2012 se han registrado 32.000 enfermos y 16 muertes. La mayoría de los afectados son bebés en los primeros meses de vida, es el grupo más vulnerable porque su sistema inmunológico aún es inmaduro para responder a la vacuna o porque no han completado el esquema de vacunación.

La tos convulsa es una enfermedad muy contagiosa y se estima que el 30% a 40% de los recién nacidos se contagian de su mamá. Para evitar que las mujeres se enfermen y así proteger a los bebés más pequeños, hace unos años las autoridades de los CDC recomendaron vacunar a las mujeres en el postparto inmediato con una única dosis de la vacuna triple acelular o Tdap. Se trata de una inmunización combinada que incluye la protección contra coqueluche.

A pesar de esta indicación, en el 2011 se registró un brote de tos convulsa, por lo cual los expertos decidieron modificar la recomendación y vacunar a las mujeres durante el embarazo para así asegurar la protección del feto en el útero por el pasaje de anticuerpos a través de la placenta. Sin embargo, en los adultos la duración de la inmunidad generada por la vacuna es más corta que lo estimado y los niveles de anticuerpos disminuyen. Ante este escenario, se optó por un refuerzo durante la gestación.

Según los expertos, no hay evidencia de riesgo grave para la madre ni el feto con la inmunización y los beneficios superan ampliamente los posibles efectos adversos. Se estima que esta medida reduciría los casos de la enfermedad en un 33%, las hospitalizaciones en un 38% y las muertes en un 49%. Además del componente para coqueluche, la vacuna triple Tdap también inmuniza contra el tétanos y la difteria. Se recomienda que las mujeres la reciban durante el último trimestre del embarazo para asegurar una mayor protección del recién nacido. Otra inmunización recomendada para las futuras madres es la antigripal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí