CONSECUENCIA DE LOS ELEMENTOS TóXICOS |

El tabaquismo le cuesta casi 500 millones de pesos por año a la Ciudad de Buenos Aires

La cifra equivale a un 12% del presupuesto de salud porteño. Este es el monto de los costos directos de la atención médica, pero los indirectos también influyen. Un proyecto de ley busca eliminar excepciones establecidas para lograr ambientes 100% libres de humo.

Un estudio reveló que los costos directos de la atención médica de enfermedades causadas por el tabaquismo en los hospitales públicos de la Ciudad de Buenos Aires llegan a casi 500 millones de pesos por año, cifra que representa más del 12% del presupuesto de Salud del distrito porteño.

Los datos surgen de un trabajo efectuado por el médico José María Bruni, en el marco del Proyecto «Buenos Aires, Ciudad Libre de Humo» del Programa de Prevención y Control de Tabaquismo (PPCT) del Ministerio de Salud de la Ciudad de Buenos Aires.

El tabaquismo produce enfermedades cardiovasculares, respiratorias y cáncer, entre otras, y mata cada año en la Argentina a más de 40.000 personas, de las cuales 6.000 son fumadoras «pasivas».

Según los especialistas, el tabaquismo además afecta a prácticamente cada órgano del cuerpo humano, incluyendo la salud hormonal y reproductiva, pero estas cifras podrían disminuir con «ambientes públicos 100% libres de humo de tabaco».

Marta Angueira, coordinadora del Programa de Prevención y Control del Tabaquismo, explicó que «el cálculo de los costos directos de la atención médica a causa del tabaco permite mensurar el impacto que este contaminante tiene sobre la salud pública».

Las cifras del informe dan cuenta de que en total asciende a 493 millones de pesos la cantidad de dinero que se gasta cada año en la ciudad «en atender a personas que son víctimas de los tóxicos del cigarrillo», subrayó Angueira.

«El tabaquismo es la primera causa de mortalidad evitable en el mundo», señaló por su parte Bruni, médico cirujano especializado en Sistemas de Salud y Seguridad Social. «Determinar las implicancias del tabaquismo sobre las finanzas públicas es importante para que los gobiernos determinen las políticas fiscales y legislativas para el control de esta condición», agregó.

A su vez, Angueira, dijo que «una ley 100% libre de humo indudablemente permitiría reducir estos costos, lo que representa más salud para la población, vidas salvadas y recursos que se pueden destinar a otros ámbitos de la atención sanitaria».

Según destacaron los especialistas, a estas cifras hay que agregar los costos indirectos, que no pudieron evaluarse debido a la escasez de recursos disponibles, pero que incluyen, entre otros rubros: pérdidas de productividad, ingresos dejados de percibir por ausentismo laboral, discapacidad o muerte prematura, entre otros.


«Se estima que el costo socio-económico del tabaquismo duplica el de atención sanitaria -señaló Angueira-. Una legislación que garantice ambientes 100 por ciento libres de humo permitiría reducir esa cifra, como ya se ha demostrado, incluyendo estudios en Argentina».

La actual ley 1799, sancionada en septiembre de 2005, mantiene excepciones a la prohibición de fumar en espacios cerrados públicos y privados de acceso público, por lo cual en la actualidad pueden existir lugares para fumadores dentro de ciertos bares, locales gastronómicos y salas de juego, entre otros.

El objetivo del proyecto es eliminar tales excepciones, ya que, según señaló Angueira, «cuando se habilitan zonas para fumar, se obliga a los trabajadores de lugares donde se fuma a exponerse al humo de cigarrillo y al riesgo de enfermarse».

En este marco, en busca de lograr la reforma de la ley, el PPCT está trabajando junto a la Unión Internacional contra la Tuberculosis y la Enfermedad Pulmonar (La Unión), fundamentando la necesidad de este cambio con el objetivo de lograr consenso tanto entre legisladores como en la población general.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí