PRIMERA CAUSA DE MUERTE EN LAS ADULTAS ARGENTINAS |

“Hoy el cáncer de mama afecta a mujeres más jóvenes”

Por Celina Abud.- Así lo aseguró María Alejandra Iglesias, presidenta de Macma, en diálogo con DocSalud.com. Según estadísticas de la asociación que dirige, la edad promedio de los nuevos casos es de entre 35 y 45 años. Antes prevalecía en las mayores de 55.

Una de cada ocho mujeres corre el riesgo de contraer cáncer de mama, y a pesar de que el 95% de los casos responde bien al tratamiento si se detecta  a tiempo, la enfermedad representa la primera causa de mortalidad entre las argentinas adultas. Por este motivo, la Asociación Civil Macma (Movimiento Ayuda Cáncer de Macma) lanzó la campaña “Animate a Cuidarte” con el objeto de incentivar a que las mujeres se realicen tres controles básicos: el autoexamen mamario mensual, la visita periódica al ginecólogo y una mamografía anual.

 

“La incidencia del cáncer de mama es cada vez mayor y, según las estadísticas que manejamos en Macma basadas en datos de las historias clínicas, el 80% de las afectadas desarrolla la enfermedad entre los 35 y 45 años”, señaló María Alejandra Iglesias, presidenta de la entidad, en diálogo con DocSalud.com.  Aclaró que hace aproximadamente una década atrás, solía presentarse más en las mujeres post menopáusicas, mayores de 55 años.

 

Las causas de esta tendencia, “son múltiples”, según aclara Iglesias. “Se habla que los cánceres de mama por factor hereditario representan un 20% de los casos. Pero también influyen los factores ambientales, la alimentación, el estrés oxidativo, el tabaquismo y la obesidad”, amplió. Por otra parte son conocidos ciertos factores de riesgo como el de no tener hijos, no amamantar o la aparición de la menstruación de manera muy temprana o muy tardía. “Yo no tengo ninguno de ellos, sin embargo desarrollé la enfermedad”, relató la presidenta.

 

Sucede que Macma es una asociación formadas por mujeres que sufrieron cáncer de mama. Nacida hace 14 años bajo la iniciativa de María Cecilia Palacios (que la presidió hasta 2008 y hoy realiza tareas de asesoría desde la provincia de Córdoba), sus integrantes orientan, contienen y acompañan a  quienes padecen este mal. Pero además de brindar terapias psico-oncológicas, realizan convenios con institutos de diagnóstico por imágenes que donan mamografías que ellas luego distribuyen entre pacientes mayores de 35 años sin obra social.

 

La asociación captó la atención de la empresa Carolina Herrera, que donó gran parte de la recaudación de la Maratón 212 UrbanRun en pos de esta causa. Gracias a este aporte y a la colaboración de otras compañías, Macma  puede lograr que esta campaña de concientización sea de características masivas: incluye spots televisivos y radiales protagonizados por Julieta Díaz, afiches gráficos donde también aparecen Inés Estévez y la periodista Cristina Pérez y un micrositio de internet www.yomeanimo.org. A su vez, un espejo gigante recorrerá distintos puntos de la ciudad de Buenos Aires para promover a las mujeres que al “hábito de cuidarse por fuera se sume el de cuidarse por dentro”.

 

Incluso Marina Beláustegui, la directora de la publicidad realizó un spot con características de una campaña de cosméticos “para quitar dramatismo al autoexamen, que no debe ser solemne, sino parte de la vida cotidiana”.

 

Cómo hacerse el autoexamen mamario

 

Debe realizarse 10 días después de la menstruación, dado que en ese momento la mama está desinflamada. Después de la menopausia, se debe elegir un día al mes y realizarlo durante todo el año en esa misma fecha. Sus pasos constan en:

 

•  Posicionarse frente a un espejo con los brazos al costado del cuerpo. Revisar si se presentan nódulos, rigurosidades, hendiduras, retracciones, formas irregulares, cambio en el tamaño, forma o simetría.

 

•  Repetir la revisión con las manos por encima de la cabeza y luego con los brazos presionando la cintura.

 

•  De pie y luego recostada de espaldas, colocar una almohada debajo del hombro izquierdo y examinar con la mano derecha. Repetir la acción del otro lado.

 

•  Realizar movimientos hacia el centro de la mama, luego circulares en el sentido de las agujas del reloj y por último, verticales.

 

•  Observar si al presionar existe algún tipo de secreción.

 

•  Palpar las axilas para descartar la aparición de bultos.

 

Es importante realizarse a partir de los 35 años una mamografía anual, capaz de detectar tumores de tamaño similar al de una cabeza de un alfiler, dos años antes de que se vuelvan palpables. Por último, se le debe reclamar al ginecólogo la revisión de las mamas.  No debe olvidarse que mientras más temprano sea el diagnóstico, menos traumático será el tratamiento y los procedimientos quirúrgicos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí