ESTUDIO MOSTRó MEJORAS |

Media hora de meditación contra la depresión y la ansiedad

Una media hora diaria de meditación puede aliviar los síntomas de la ansiedad y la depresión, según un estudio que difunde la revista Journal of Internal Medicine, una de las publicaciones de la Sociedad Médica de Estados Unidos.

«Hay mucha gente que usa la meditación, pero no es una práctica que se considere como una terapia médica convencional», indicó Madhav Goyal, profesor asistente en la División de Medicina Interna en la Escuela de Medicina de la Universidad John Hopkins, de Maryland.

Sin embargo, señaló que durante su investigación  “la meditación aparentemente proporcionó tanto alivio de algunos de los síntomas de la ansiedad y la depresión” como en otros trabajos lo habían hecho los psicofármacos. 

Los pacientes que participaron en el estudio no tenían ansiedad o depresión graves, pero se evaluó el grado en el cual esos síntomas cambiaban en las personas que tenían una variedad de condiciones tales como el insomnio o la fibromialgia. Sólo una minoría de ellas tenían un diagnóstico de enfermedad mental.

Goyal y sus colegas encontraron que la llamada «meditación centrada» -una forma budista que centra la atención en el momento presente sin juicio sobre lo que ocurre- también mostró la posibilidad del alivio de algunos síntomas dolorosos.

Las conclusiones se validaron aún después de que los investigadores controlaran la posibilidad de un efecto placebo, por el cual los sujetos en un estudio se sienten mejor aun si no reciben tratamiento alguno porque perciben que se les da alguna ayuda para sus padecimientos.

Para su estudio, los investigadores analizaron cuarenta y siete pruebas clínicas realizadas en junio de 2013 entre 3.515 participantes, que involucraron meditación y varios aspectos de la salud mental y física, incluidas depresión, ansiedad, estrés, insomnio, abuso de sustancias, diabetes, enfermedad cardiaca, cáncer y dolores crónicos.

Los expertos encontraron pruebas de mejoría moderada en los síntomas de ansiedad, depresión y dolor después de que los participantes cursaran un programa típico de instrucción en meditación centrada.  Asimismo hallaron evidencias menores de alivio en el estrés y la calidad de vida. En los estudios que siguieron a los participantes por seis meses los beneficios persistieron.

Goyal dijo que «mucha gente tiene esta idea de que la meditación es sentarse y no hacer nada», pero agregó que  “ésa no es la realidad”.

«La meditación es un entrenamiento activo de la mente para aumentar la percepción de la realidad, y hay diferentes programa que buscan esto por vías distintas», enfatizó.

La centrada se practica, habitualmente, de 30 a 40 minutos por día, y enfatiza la aceptación de las percepciones, sentimientos y pensamientos sin juzgarlos, y un relajamiento del cuerpo y la mente. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí