CON EQUIPOS IMPRESOS EN 3-D |

Médico mexicano busca realizar la primera cirugía espacial

Un médico mexicano planea realizar la primera cirugía espacial en un proyecto apoyado por la Agencia Aeroespacial de Estados Unidos (NASA). Se trata de Carlos Salicrup, quien busca concretarla ayudado por un ventilador impreso en 3-D, ideal para intervenciones quirúrgicas en misiones de larga duración.

Llamado «E-mail ventilator», el aparato ayudaría a anestesiar y ventilar a alguien en el espacio, y al ser fabricado mediante una impresora, sería «más ligero y compacto», idóneo para áreas reducidas de las naves y transbordadores espaciales.

Salicrup, de 37 años, es un médico aeroespacial y piloto que fue residente de Medicina Espacial en la NASA, donde colaboró en cinco misiones realizando preparativos y simulacros de emergencia, y valoró a los astronautas que llegaban del espacio. También fue socorrista de la Cruz Roja Mexicana y dedicó mucho de su tiempo libre a salvar vidas en tierra, pero su sueño siempre fue realizar una operación en el espacio.

«Conforme nos vamos elevando, hay menor presión y todos los gases que están encerrados se expanden, entonces hay cierto tipo de problemas que pueden llegar a tener los pacientes y tenemos que estar entrenados para atenderlos», explicó.

«Me gustaría tener un quirófano en la estación espacial, pero en el espacio no hay espacio», dijo Salicrup, haciendo un juego de palabras por las dimensiones reducidas de la nave. Luego, el experto explicó que otra de las ventajas del «E-mail ventilator» es que no necesita de electricidad para funcionar y se conecta a una fuente de aire comprimido, y se probó inclusive mediante una bomba manual como las que sirven para inflar juguetes de plástico y pelotas.

La anestesia que se inhala es más efectiva en el espacio, en condiciones de gravedad cero, porque inyectar sustancias en esas condiciones puede resultar peligroso debido a que los líquidos del organismo se redistribuyen y hay una circulación sanguínea distinta, aseguró el médico.

El «salto cuántico» en el camino hacia las intervenciones quirúrgicas en el espacio está marcado por la invención de la impresora 3-D y su perfeccionamiento.

En una etapa inicial se elaboraron tijeras, bisturíes o férulas, pero los dispositivos más complejos como éste no habían podido realizarse. Aquí es donde el médico mexicano entró en escena pues es uno de los primeros que logró poner a punto un mecanismo funcional.

El “E-mail ventilator” fue impreso y probado en la Estación Espacial Internacional y en la NASA, después de ser diseñado el modelo. El médico mexicano, que también es piloto, indicó que inclusive en tierra puede ser usado en zonas de pocos recursos e inhóspitas por su bajo costo y fácil transportación, lo que demuestra que las tecnologías más avanzadas diseñadas para el espacio tienen su aplicación también en situaciones normales.

El experto se prepara a participar como doctor líder en la primera misión análoga a Marte prevista para realizarse en Europa en marzo próximo, en Torún, al norte de Polonia, donde seis astronautas análogos vivirán en aislamiento en una villa apartada. En la misión no habrá médicos, pero la tarea del especialista es entrenar a dos astronautas para dar primeros auxilios avanzados y monitoreando la salud de todos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí