Psicología
Estrategias para el trabajo y la vida

Cómo aprender el arte de decir que "no"



Si siempre decís que sí a todas las demandas de jefes, compañeros de trabajo o clientes podés llegar a sentirte muy importante o incluso irremplazable.

Pero todo esto te puede traer problemas grandes de estrés y de terminar sobrepasado por no poder poner un freno a las exigencias de los demás.

"La única forma de tener éxito es aprender a decir que no, haciendo que las personas se sientan respetadas", dice Bruce Tulgan, fundador de la empresa de entrenamiento profesional para directivos empresariales Rainmarker Thinking, para BBC Mundo.

“Si estás acostumbrado a decir siempre que sí con la idea de lograr la excelencia profesional y de que te reconozcan, explica el consultor empresarial, es altamente probable que termines desperdiciando tiempo, energía y hasta dinero, además de distraerte de lo que es realmente importante”

 

4 estrategias para aprender a negarte

Según Tulgan, hay maneras simples y concretas de empezar:

 

-Hacer las preguntas correctas y tomar notas

Cuando te piden hacer algo, el primer paso es hacer las preguntas correctas y mostrarle al otro que estás tomando nota de las respuestas. De esta manera demostrás respeto, no solo por la otra persona, sino también por el requerimiento planteado.

Si le tenés que decir que no a tu jefe, mientras más preguntas hagas sobre la tarea que te quiere asignar y más interés mostrás, más fácil será decir que no.

Y si hacés buenas preguntas, es una oportunidad para demostrar tu talento y tus conocimientos sobre el tema.

 

Dar buenas razones para decir que no

La clave está en la manera en que respondés. Y si vas a decir que no, es importante ofrecer alternativas.

Para justificar una respuesta negativa tenés que explicar por qué. Habitualmente la razón es porque estás haciendo otras cosas. En ese caso, es bueno ser explícito y muy detallado en explicar cuáles son las otras obligaciones.

Otra forma de enfrentar la situación es que expliques que no estás tan preparado como para responder de manera rápida a la solicitud.

 

Facilitar el éxito de la otra persona

Para facilitar el éxito de la otra persona podés decir algo como "esto es lo que sí puedo hacer para colaborar en este asunto". O bien preguntarle ¿puedo ayudarte a encontrar a otra persona?

Si el requerimiento no es urgente, puedes decir "podría ayudarte, pero en dos semanas"

 

Hacer un seguimiento

Buscá a la persona y preguntale: ¿cómo te fue?, ¿lograste resolver?, ¿encontraste a la persona adecuada?

La idea es hacer un seguimiento al caso para continuar construyendo una buena relación y reforzar la confianza, pese a que tu respuesta fue negativa.

 

Dejá tu comentario