Clínica
Cáncer de piel

Hacé tu propio examen de piel y evitá problemas



 

El cáncer de piel es uno de los tipos de cáncer más común en el mundo. Por eso es importante que una vez al mes observes tus lunares y manchas en tu piel, como hábito de prevención.

 

Diagnóstico en 8 pasos

Paso 1:

Examiná tu cara, especialmente la nariz, los labios, la boca y las orejas.

 

Paso 2:

Con la ayuda de un peine o de un secador de pelo, examiná todo el cuero cabelludo. Utilizá un espejo para visualizar las zonas traseras de la nuca.

 

Paso 3:

Frente al espejo, revisá el cuello, el pecho y el abdomen. Si sos mujer, mirá debajo de las mamas. Si sos hombre y tenés mucho vello, constatá que no haya lesiones ocultas.

 

Paso 4:

Con la ayuda de un espejo de pie y uno de mano, examiná la parte posterior del cuello y de la espalda. Solicitá la ayuda de un familiar si tenés dudas.

 

Paso 5:

Examiná tus manos cuidadosamente, las palmas, el dorso, entre los dedos y las uñas. Seguí con las muñecas y los antebrazos.

 

Paso 6:

De pie y frente a un espejo grande, examiná los codos y las axilas, completando el examen con los brazos y los antebrazos.

 

Paso 7:

Siguiendo con la ayuda de los dos espejos revisá las nalgas, los muslos y la parte trasera de las piernas.

 

Paso 8:

Por último, sentado sobre una silla y apoyando las piernas en una banqueta, examiná las plantas de los pies, entre los dedos y las piernas. También podés examinar la zona genital ayudándote con el espejo.

 

¿A qué debe prestar atención?

 

A: Asimetría en la lesión.

B: Bordes irregularres.

C: Coloración variada.

D: Diámetro mayor a 5 o 6 mm.

E: Evolución en el tiempo, aparición de picazón, sangrado o costras sobre el lunar.

 

Recordá...

1 vez al mes: autoexamen.

1 vez al año: consulta con el dermatólogo.

 

Asesoró: Sociedad Argentina de Dermatología (SAD)

 

Dejá tu comentario